Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
26 de Enero de 2017

Se habla a menudo de la brecha digital. La diferencia entre los que tienen acceso a las redes y dispositivos digitales y los que no lo tienen. Es un problema que hay que abordar seriamente. A pesar de eso hay ejemplos de cómo las tecnologías no presenciales pueden jugar un papel clave en el desarrollo de sociedades que viven en precario. Las Apps médicas son un campo en el que se está avanzando y mucho, para acercar la medicina de calidad a lugares que hasta ahora no tenían acceso.

Hoy os presentamos un par de Apps que tratan de acercar la oftalmología a todos aquellos que no pueden desplazarse a un hospital, Vula App  y Peekvision.

Estas Apps, tienen como objetivo permitir conectar remotamente a un paciente con su oculista. Están pensadas para países del tercer mundo donde a menudo una visita al médico requiere un largo desplazamiento, especialmente si se quiere ver un médico especialista, como sería el caso del oculista. Esto podría suponer tener que conducir (o andar si la persona no tiene otros medios) durante varias horas. Otro problema frecuente es la falta de especialistas sobre el terreno. De ahí el interés en tener soluciones de telemedicina que permitan a estos especialistas estar en contacto con los pacientes sin desplazarse.

Permiten tomar fotografías del ojo de la persona y enviarlas remotamente al oftalmólogo. A través de la aplicación también puede chatear con el oftalmólogo, el cual puede pedirle que le haga preguntas al paciente, que tome más fotografías, etcétera. La aplicación es una forma barata y sencilla de realizar una primera estratificación de los pacientes y determinar si realmente este paciente necesita un reconocimiento en persona por parte del especialista porque tiene indicios claros de una patología y merece la pena desplazarse.

También es posible hacer test de visión. Siguiendo unas instrucciones sencillas, una persona sin conocimientos, puede hacer un examen básico de visión al paciente y enviarlo al centro médico. Allí entre las fotos oculares y estos tests podrán determinar, en muchos casos, cual es el problema y recomendar un tratamiento.