Esther Rico
Área de Espacios
23 de Enero de 2017

Sin entrar a discutir sobre la economía colaborativa, lo cierto es que estas nuevas propuestas han impactado en el sector. Así pues la fórmula tradicional debe cambiar, evolucionar para ofrecer una alternativa. Desde Monocle, comentaban varias opciones: la apertura de las zonas comunes en los hoteles a los residentes de la ciudad. Espacios gestionados de manera independiente que ofrezcan a los viajeros y a los que habitan en la ciudad la oportunidad de mezclarse, conocerse. Otra opción es la del Hotel Margot, en plena milla de la discordia, que ofrece la posibilidad de estar en un hotel y desear que fuera nuestra casa.

Tan sólo 9 habitaciones dobles, dónde los detalles están cuidados al máximo y la atención garantizada. El sello de Barcelona ciudad de diseño está presente, en las vistas; este hotel boutique está ubicado frente a la casa Batlló de Antoni Gaudí y la casa Ametller de Josep Puig y Cadafalch, dos exponentes de la época modernista; también en los elementos que dan vida al espacio, la lámpara Cesta, TMM y M6 de Miguel Milà editadas por Santa&Cole.

Usan una paleta neutra en la que destaca la pureza y textura de los materiales, madera de roble, microcemento y la luz reflejada por el color predominante, el blanco. El contrapunto el mármol negro de marquina en las mesas en la zona común multifuncional que alberga tanto la zona de desayunos, cómo un espacio de trabajo/biblioteca y cafetería  24 horas con acceso libre a wifi.

Sé da mayor amplitud a las habitaciones, al conectar visualmente la zona de aguas con la habitación. Las nueve habitaciones respiran un estilo similar, atemporal, pero cada una tiene características, propias: una bañera exenta al lado de la cama, dos baños para la suite. Entre los elementos que crean y expresan un lenguaje común, la elección de los textiles de Teixidor; trabajan con fibras naturales tejidas con telares manuales e incorporando a personas con dificultades de aprendizaje. Esa creación singular la percibimos mediante el tacto, es el sentido que nos puede transportar a otros espacios como olfato.

El proyecto fue encargado al estudio Conti.Cert, dirigido por Andrea Conti e Isa Cert, que en el momento de la ejecución del proyecto,2015 era conocido cómo Vänskap. No es casualidad que los dueños sean a familia Durany: Sandra quien dirige las tiendas BE y su padre Sergio Durany propietario de la cadena de tiendas Natura.