Esther Rico
Área de Espacios
12 de Abril de 2017

Tan sólo observando a la gente que transita por la calle nos podemos hacer una idea de las tendencias que se avecinan, casi sin pisar ni Fuori Salone o la Feria en sí misma.

Si el silencio fue tendencia en Maison y Objet (enero2017) Milán refuerza el mensaje de lo etéreo. En la instalación de Swine Studio para COS, apostaron por diseñar una experiencia. 

Un árbol/escultura de aluminio florece, burbujas de aire, agua y vapor que explotan sólo con el contacto humano. El dúo Azusa Murakami (arquitecta) y Alexander Groves (artista) son conocidos por su sensibilidad y por trabajar con materiales no siempre convencionales como el pelo humano y plástico recogido del océano, entre otros.

El estudio de Formafantasma presentó al desnudo sus dos creaciones para Flos. El espacio explica su proceso creativo, de búsqueda, centrándose en diseñar con la luz, más que en crear una luminaria. Bajo la apariencia de productos que buscan perdurar en el tiempo, también incluye la preocupación por dejar el mínimo residuo posible.

Finalmente la colaboración del Nendo con Jil Sanders, “invisible outlines” en el que se desdibujan los límites entre el diseño, la moda, si es que alguna vez existieron. Un bosque realizado con unas esculturas de 5mm de poliestireno en el que vamos encontrando las diferentes creaciones de Oki Sato.