Jordi Blasi
Área de Producto
21 de Febrero de 2017

“Diseñador industrial e interiorista. Inventor y bricoleur”

Así se presenta Miguel Milà en el documental dirigido por Poldo Pomés, con guión de Marta Feduchi y producción de Santa & Cole.

Nacido en Barcelona en 1931, Miguel Milà es considerado uno de los pioneros del diseño industrial catalán. Formado en la escasez de una industria todavía acechada por los estragos de la guerra civil, en un contexto en el que la artesanía suplía las carencias de la industria y en el que la durabilidad todavía ganaba el pulso al consumismo, su trabajo reivindica la funcionalidad de los objetos, la síntesis formal y matérica y el rechazo a lo banal. En el documental, estructurado a partir de distintas conversaciones con colegas y amigos, el autor nos ofrece una suerte de clase magistral de sus principios sobre el buen diseño. Milà reivindica reducir las soluciones a lo mínimo, como hizo con la lámpara TMM de 1961. Liviana, extremadamente fácil de montar y desmontar y en el que el cable eléctrico sirve de interruptor. “Sé útil y te utilizarán”; aunque haya múltiples soluciones para resolver un mismo problema, el oficio del diseñador consiste en saber escoger la más adecuada. Una pantalla que descubrió en una fábrica de cristal, le sirvió de base para el diseño de la lámpara Cesta, editada por Santa & Cole, o Tomba’l, un paragüero que se convierte en cenicero, diseñado en 1990 y que edita actualmente Mobles 114, son buenos ejemplos de ello. “No hay mejores ni peores tecnologías, sino tecnologías más o menos adecuadas”. La caña de ratán, barata, flexible y duradera, puede convertirse en la mejor opción para construir una silla como en el caso de Salvador, una silla diseñada en 1962 y editada actualmente por AOO.

Sus diseños han nacido a partir de auto encargos, en extrañas ocasiones a partir de encargos de la propia industria y se han convertido en la escuela de multitud de diseñadores, que en contextos distintos, seguimos persiguiendo algunos de sus retos, intentando conceptualizar objetos sencillos, en los que el valor distintivo radica en la usabilidad, la simplicidad y la calidad formal.

 

 

 

 

 

También podéis ver el documental aquí