Jordi Blasi
Área de Producto
05 de Enero de 2017

Jasper Morrison y Naoto Fukasawa, destacados referentes del diseño industrial, son los autores del tratado “Super Normal.Sensations of the Ordinary”.

En él, reivindican lo ordinario en los objetos, considerando que un objeto está bien diseñado si se convierte en imprescindible. Un clip, un bolígrafo o un tenedor, son algunos ejemplos de objetos ordinarios, en los que ni tan siquiera reparamos en pensar que fueron diseñados. En ellos, forma y función se aúnan para lograr objetos útiles e intemporales que con el tiempo se convierten en “extra-ordinarios”.

Pero la lógica de mercado actual, abocada al hiperconsumismo y que patrocina acciones de compra basados fundamentalmente en la novedad, han arrastrado al diseño al territorio de lo prescindible, de lo banal. Y es que un diseño que se base del hecho diferencial y no de la mejora del uso por el que está concebido, difícilmente logrará convertirse en un objeto imprescindible.