Mireia González
Área de Moda
07 de Septiembre de 2020

Tras las vacaciones de verano, las cuales son un paréntesis de descanso y de energía renovada, llega la época más valorada para la moda: el otoño, ya que es el momento de renovar vestuarios y looks, y también es el momento donde a través de las revistas de moda se consolidan las tendencias de la estación, toca  preguntarse: ¿qué se va a llevar esta temporada? Este año todo es distinto. A causa del covid 19 las tendencias para el otoño / invierno 2020/2021 no son las que previeron los diseñadores y los estilistas, o por lo menos no en su totalidad, ya que la moda (que trabaja a un año vista, a pesar de también tener muchas mini temporadas) no pudo ni por asomo imaginar que debería dar respuesta a una de las situaciones más complejas de nuestra historia como sociedad.

¿Cómo nos enfrentaremos este otoño, a nivel de estilo a esta nueva realidad? Mediante este post hemos seleccionado los temas de tendencia más fantasiosos pero también otros que dan respuesta a nuevas necesidades como trabajar en casa. Pensemos que la moda es evasión y fantasía, también reivindicación y funcionalidad, pero ante todo son ganas de disfrutar de la belleza, de renovarnos y de encarar con la ilusión de siempre la nueva temporada que se inicia.

 

Mascarillas de autor: Nuevos complementos que completan nuestros looks 

Aunque formaron parte de los desfiles de Marine Serre, y otros diseñadores independientes en las semanas de la moda, ha sido posteriormente, ya que las semanas de la moda se celebraron mayoritariamente en enero y febrero, cuando se han consolidado como un complemento imprescindible de cualquier look con estilo. Esta semana la cantante Lady Gaga impresionó con todas las que lució para conducir la gala de los premios de la música MTV.

Máscaras de Lady Gaga, Colina Strada y Tía Adeola

 

Los colores del otoño: Positivos y esperanzadores

Aunque la paleta tradicional del otoño ha sido tradicionalmente un homenaje a la naturaleza y sus colores otoñales: ocres y anaranjados, marrones, tonos neutros y  grises, este año necesitamos de un nuevo optimismo, por un lado naïf y por otro lado energético, así que la gama de mayor tendencia será la compuesta por unos pasteles densos y muy contrastados entre sí, a modo de color block, tal como nos proponen entre otros Miu-Miu y Fendi.

Miu-Miu, Moncler y Fendi

 

El punto tricot como look comfy,  ganador para seguir teletrabajando

En tiempos donde la industria está reivindicando lo slow, las propuestas en punto simbolizan por un lado el espíritu de confort y por tanto son ideales para trabajar cómodamente en casa, y por otro también transmiten la artesanía y lo sostenible. Desde aspectos rústicos pero sofisticados como las propuestas de Dolce Gabanna hasta las propuestas más nostálgicas de Chloe o Celine, pasando por las propuestas más eco de Gabriella Hearst o el punto tratado como Couture de Isabel Marant o Fendi.

Isabel Marant, Dolce Gabbana y Fendi

 

FLECOS por doquier para un toque charleston contemporáneo

Los años 20 y sus vestidos de cocktail con flecos siempre fueron adorados por todos los diseñadores de moda. Este año no es una excepción pero se “deconstruyen” tomando su elemento principal: los flecos, lo cuales se añades a blazers, como en Prada, y otras prendas como los vestidos minimalistas de Dior o Jil Sander. Elemento dinámico nos dará la fuerza y ese toque chic que tanto precisamos en este extraño otoño.

Prada, Dior y Jil sander

 

Brillos y Metalizados para una estética DISCO

Aunque esta estética “discotequera” fue pensada por las marcas previamente a la pandemia, si algo nos demostró el confinamiento es el deseo de bailar y de encontramos con amigos, aunque fuera en bares virtuales y en fiestas a través de zoom. A la espera de lo que nos depara el bicho en las próximas semanas lo cierto es que la estética brillante, con lentejuelas, brillos y fantasía, será una de las tendencias más deseadas de la estación otoñal, independientemente de que la debamos lucir dentro de nuestro hogar. Versace o Paco Rabanne firman alguna de las propuestas con más destellos.

Paco Rabanne, Saint Laurent y Versace

 

REPENSAR el Clásico BRITISH

La sastrería clásica, con blazers y trenchs con cuadros tartan, son un must de todos los otoños. Como novedad, vemos prendas más arriesgadas, con patronaje oversize como las de Balenciaga, o con mezcla de tejidos como en la colección de Alexander Mqueen, donde Sarah Burton rinde homenaje al art noveau escocés. Otras colecciones a destacar serían las de las piezas nuevo-retro que propone Lacoste, una marca muy renovada y líder de opinión actual en tendencias.

Balenciaga, Lacoste y Alexander Mcqueen

 

PRENDAS y complementos ENCADENADOS : la fiebre por los eslabones metálicos

Vistos en prácticamente todas las semanas de la moda, parecía que todos los diseñadores se hubieran puesto de acuerdo por este detalle, desde las gafas de Stella Mcartney hasta las bailarinas de Gucci, los cinturones de eslabones de Saint Laurent, pasando indudablemente por el gran inspirador, Paco Rabanne, con marca renovada gracias a su actual director creativo Julian Dossena, el cual ha vuelto a poner de moda la estética retrofuturista del diseñador mítico de los 60, con nuevos it bags como el “Iconic 1969”.

Paco Rabanne, J.W. Anderson y Saint Laurent

 

NUEVOS COMPLEMENTOS para nuevos usos: Los AIR PODS bags

Las marcas, especialmente las de lujo, siempre encuentran nuevos productos para seducir a potenciales clientes. La tecnología se convierte en un aliado y en este caso este nuevo artefacto, los airpods, o auriculares inalámbricos, fácilmente extraviables, han encontrado propuestas de bolsitos, o cajitas, muy tiny, la mayoría en versión llavero. Después de los minibolsos de la temporada anterior, como el chiquito de Jacquemus, sin función aparente, parece que las marcas han encontrado un nuevo objeto de deseo, el cual además sirve realmente para algo.

Chanel, Louis Vuitton y Fendi

 

FLOWERMANÍA o el deseo de belleza y naturaleza

Durante el confinamiento sorprendentemente hubo un auge increíble de la venta de flores. La necesidad de embellecer nuestros hogares y de ver una cierta esperanza en el futuro hizo que quisiéramos estar rodeados de flores.  Este otoño esta tendencia se traslada a los estampados y aplicaciones florales, en todo tipo de estilos desde blusas y vestidos románticos con fruncidos de  Balenciaga, las colaboraciones de Gucci con Liberty, la mítica marca londinense de estampados florales,  los fabulosos  bolsos de flores en relieve o los minivestidos estampados de Pierpaolo Piccioli para Valentino,  o los espectaculares estampados sobre seda y bordados de Oscar de la Renta. Todo con un aire nostálgico y retro con los años 30 y 40 como referencia principal.

Valentino y Oscar de la Renta

 

El GRUNGE más chic, los 90´ como referencia para el Street Style

El grunge, ese movimiento post-punk de los años 90, marcó a toda una generación. Los pre-millennicos, también conocidos como generación X, crecieron mezclando prendas, muchas oversize, y entendiendo lo que una buena tienda vintage, puede hacer por tus looks de temporada. Luis Vuitton recupera esta idea y mezcla anoracks deportivos con minivestidos románticos. Las botas dr. Martins toman las calles de nuevo, y las prendas extragrandes de los 90, especialmente jeans mom y sudaderas toman una nueva  interpretación agender.

Louis Vuitton, Miu-Miu, Versace y Molly Goddard