Mireia González
Área de Moda
05 de Mayo de 2020

La Moda, como ya sabemos es la segunda industria que más contamina, detrás de la petroquímica, y desde ESDESIGN estamos siempre aportándoos casos de éxito que trabajan con otro modelo de negocio, más cercano y humano.

Cada vez tenemos más presente que tener un buen storytelling que sea real y que nos cuente historias de marcas que se acercan a las personas para ayudarlas, superará dentro de poco, valores como el precio o la novedad. En un mundo hostil donde la naturaleza se rebela con desastres y donde las pandemias han aparecido devastando en semanas lo que tantas décadas costó construir, la bondad y el cuidado, take care philosophy, son valores que cotizan al alza. El impacto positivo es lo contrario a destruir, es incidir con acciones a mejorar aspectos sociales o medioambientales. No es sólo donar un porcentaje a una ONG, sino ir más allá y tener como objetivo mejorar a nuestro paso, no es ensuciar poco sino ayudar a limpiar, no es solo contratar con garantías a nuestros trabajadores sino elegir a los desfavorecidos y ayudarles a salir adelante. El impacto positivo de nuestras empresas será premiado por nuestros consumidores, los cuales llevarán y explicarán en las redes orgullosamente, que nos han comprado, que ya forman parte de nuestra comunidad y por tanto sentirán que  nos son aquellos ya odiosos consumidores de fast fashion. Acompáñame en este post a conocer 3 marcas españolas, muy distintas, pero que se distinguen por practicar el impacto positivo.

 

La pionera ECOALF y la limpieza de los mares

Fundada en 2012 por el emprendedor de moda Javier Goyeneche, es seguramente la empresa de moda  ecológica más importante de España, presente en numerosos países a través de tiendas propias y colaboraciones con retailers internacionales y colaboraciones sorprendentes como la que hizo con la actriz y empresaria de estilo Gwynett Paltrow, con la que elaboró una chaqueta para su polémica y exitosa tienda GOOP. También fabrican fundas de laptop para Apple, y bolsas para bolsos y zapatos para el todopoderoso grupo Louis Vuitton.

ECOALF tiene el honor de ser la primera empresa española con la certificación  B-CORP. Dicho emblema constata que las empresas utilizan métodos sustentables y sus procesos son impecables.

El equipo de ECOALF tiene un reto y un lema “Because there is not a planet B”. A partir de ahí dedican grandes recursos a la investigación, para eliminar la máxima basura posible del planeta.

Empezaron limpiando los mares con la colaboración de flotas pesqueras en el proyecto upciclyng the oceans . Con las redes y resto de plásticos que éstos recogían elaboraron un hilado y un posterior tejido exactamente igual al nylon. Esta es la base de la mayoría de sus productos pero, aunque en este momento están limpiando también España de neumáticos usados gracias a la colaboración con la fundación SIGNUS, especializada en dar salida a este tipo de contaminante material.

También están trabajando con algodón postindustrial y restos de café, ambos materiales con un gran futuro dentro de la moda eco.

Video de ECOALF donde explican sus procesos, y algunos de sus productos con su lema.

 

CLOSCA una marca urbana que diseña para INSPIRAR EL CAMBIO

No hace falta tener muchos productos para hacerlo muy bien. Esta marca valenciana, con solo tres productos, están teniendo un éxito imparable. Con un producto en este momento estrella, como las máscaras, que nacieron para circular por las contaminadas ciudades pero que en este momento tienen un nuevo recorrido, con casi dos meses de lista de espera.

Su lema:

"Inspiramos actitudes a través del diseño, creando productos con significado para ti que tienen un impacto positivo en el planeta para hacernos corresponsables de unirnos al cambio."

Otro de sus productos, sus botellas rellenables para beber agua, promueven la sostenibilidad, añadiendo una app donde nos dicen dónde podemos rellenar la botella y nos premia cada vez que superamos ciertos kilos de plástico. Esto ahonda en la tendencia de la gameización, es decir incorporar juegos a nuestra acción de compra. Se completa su impacto positivo con una donación del 10% a una ONG ecologista.

La máscara es su proyecto más conocido pero un casco urbano plegable, es otro de sus inteligentes productos.

 

Algunos de los productos de la marca de impacto positivo CLOSCA.

 

PEPA SALAZAR y cómo el diseño de autor puede impactar positivamente

El diseño independiente en España tiene la mejor salud de los últimos 20 años. Son numerosos los creativos que nos ofrecen prendas de vanguardia apreciadas también internacionalmente. Pepa Salazar, una valenciana que fundó su marca en 2013 es uno de los ejemplos más interesantes. La podríamos definir como una diseñadora feminista y con un discurso sostenible y de slow fashion. Entre sus acciones de impacto positivo destacar su colaboración con NIKE, en la cual rehízo (re-done) unas prendas cedidas por la marca americana. El re-done es una acción presente en la moda ecológica y consiste en dar una nueva vida a prendas ya existentes utilizando el diseño, lo importante no solo es el material, esto sería lo que conocemos como upcycling, sino la vida y forma anterior de las piezas.

Pepa Salazar también impacta con prendas que son versátiles y que se transforman, gracias a un diseño que incluye cuerdas, fruncidores y todo un estudio de detalles, que fomenta la compra de una prenda pero que el cliente re-convierte en otras según se la coloque. Esto busca por un lado aumentar la participación del cliente con sus propias prendas y por otro lado consumir de una manera más inteligente y sostenible.

Por supuesto todas sus piezas son fabricadas en España en series cortas, muchas veces por encargo, rechazando de manera frontal el fast fashion.

El impacto positivo será más necesario que nunca ya que muchos consumidores se sienten culpables de haber favorecido a destruir el planeta y esta actitud estará acentuada en la etapa post covid -19. Ya antes de la pandemia  la agencia Morgan Stanley aseguraba:

“los consumidores han alcanzado su techo de felicidad comprando ropa. Ya poseen demasiada”(..) esto nos hace pensar que tendremos que sumar motivos para comprar, y si identificamos “comprar” con “hacer el bien” estaremos alentando ese impacto positivo tan necesario en este momento.