ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
08 de Enero de 2018

Cada regla de diseño web  responde a una necesidad

Hace poco te hablábamos de los 18 consejos imprescindibles para realizar un buen diseño web. Si lees el artículo verás que está dividido en dos grandes apartados. El primero habla sobre el contenido y el segundo sobre la persona a la que ese contenido se dirige.

Ninguna estrategia de marketing online dará resultados reales si alguno de esos dos pilares falla.

Contenido adecuado, actual, claro, legible e  interesante

Tu cliente puede gastar una fortuna en anuncios o diseñar la mejor campaña de Google Adwords del mundo. Eso conseguirá que atraiga a un buen puñado de clientes potenciales hasta su web. Pero se irán tan rápido como han llegado si se encuentran ante una página:

  • Que no habla de lo que los anuncios prometían
  • Que ofrece información incorrecta o desactualizada
  • Cuyos artículos son confusos
  • Que no se pude leer bien porque usa fuentes de tamaño muy pequeño o porque la información está amalgamada, o carece de imágenes o espacios vacíos.
  • Que aburre.

¿Cómo influye el diseño web en una estrategia de marketing?

Es labor del diseñador web tener en cuenta todo esto antes de entregar su producto. Cierto que la redacción de contenidos no forma parte del diseño web, pero todo lo demás sí. Es tarea del diseñador:

  • Crear un entorno agradable y de navegación sencilla. Así, facilitará el acceso a los contenidos.
  • Introducir espacios vacíos para que el usuario no se canse.
  • Colocar anclas  de manera estratégica, bien mediante imágenes o combinaciones de colores.

Si logras integrar en tu diseño web estas características, cualquier estrategia de marketing se beneficiará de tu trabajo.

Que tu diseño web sirva al usuario

No nos cansaremos de decirlo: sí, el ordenador personal fue el gran invento del siglo XX. Pero el siglo XX es el siglo pasado. Hoy los usuarios de internet se mueven, con suerte, mediante tablets. La mayoría, de hecho, navegan con sus móviles. Eso quiere decir que, si bien tu diseño web debe funcionar en ordenadores, es mucho más importante que sea responsive. Es decir, que funcione a la perfección en dispositivos móviles.

Las campañas de Adwords, las estrategias de marketing de contenidos y el maravilloso inbound marketing van a pillar a los clientes potenciales en el autobús, en el metro, haciendo cola en el cine o en cualquier otro sitio. En cualquier caso, muy lejos de la pantalla de sus ordenadores.

¿Cómo influye el diseño web en una estrategia de marketing?

Imagina lo que pasará si hacen clic en uno de esos anuncios, o en un artículo mágicamente bien posicionado en Google y aterrizan en una página que no se carga. Lo más probable es que no vuelvan nunca más.

En definitiva: no hay mejor manera de desperdiciar la inversión realizada en marketing que mediante un mal diseño web. Para evitar que tus clientes pierdan a los suyos, nada mejor que hacer un máster en diseño web y aprender cómo construir páginas que atrapen a los usuarios para siempre. ¡Mira el nuestro!