Jordi Blasi
Diseñador Industrial
18 de Abril de 2018

Diseñada en 1934 por Josep Torres Clavé, fabricada en madera de roble y cuerda artesanal, la butaca que actualmente edita Mobles 114 se inspira en las tradicionales sillas ibicencas, caracterizadas por ser significativamente más bajas de lo habitual, probablemente con la finalidad de facilitar algunos trabajos que se hacían a ras de suelo.

Más allá de sus bondades funcionales y estéticas, parte del interés de esta silla reside en su historia. Su autor, Josep Torres Clavé, nacido en Barcelona el año 1906 y uno de los fundadores del GATCPAC, autor junto con Sert y Subirana de la racionalista casa Bloc y audaz militante republicano, la diseñó para el Pabellón de la República española en la Exposición Internacional de París del año 1937. En el pabellón, diseñado por Josep LLuís Sert y Luis Lacasa, la butaca compartió espacio junto con obras de Picasso, Calder y Miró.

Mientras, en España, el fascismo seguía ganando terreno, hasta llevarse por delante al propio Torres Clavé, asesinado por la aviación fascista italiana el 12 enero de 1939, a los 33 años de edad. Una silla que más allá de su diseño, nos transporta a un determinado contexto histórico, contribuyendo a resarcir la memoria olvidada.