Mireia González
Área de Moda
26 de Abril de 2018

Que el planeta moda está cambiando a una velocidad inimaginable hace unos años es una obviedad. Nuevos modelos de belleza, antes considerada impensable y residual están triunfando en una sociedad que se está liberando de las cadenas de la industria patriarcal y de cánones impuestos mayoritariamente por los hombres y su deseo de sometimiento del 50% de la población mundial. Las mujeres ya no quieren ser solo jóvenes, blancas o delgadas, un deseo de inclusividad recorre la industria, transformándola seguramente en un lugar mejor.

En este post quiero hacer un repaso a algunas marcas o modelos que están triunfando, ayudando de paso a liberarnos del desasosiego absurdo de la belleza estándar.

Universal Standard la marca que triunfa en el Plus Size

La delgadez extrema ha sido un valor aspiracional que ha vendido la moda desde siempre, muchas veces como símbolo de decadencia y anormalidad convertido en belleza como el ideal heroine chic de los años 90 con la modelo Kate Moss como máximo exponente. Las tallas grandes han sido rechazadas desde siempre por la industria, aunque es cierto que la realidad es que hay millones de mujeres en el mundo que no pueden, o no quieren estar delgadas. Universal  Standard es una marca americana, fundada por Alexandra Waldman  y Polina Veksler que apuesta por básicos de calidad en muchas tallas ( especialmente en plus size, más allá de la talla 42), y están triunfando con un concepto de moda bello, minimalista, difícil de encontrar en el mercado . Su filosofía es que tener una talla grande no siempre es transitorio, sino que es una realidad y que este tipo de mujeres han de tener un producto cool, con gran carga emocional y de empoderamiento, independientemente de su peso.

https://www.universalstandard.com

 

La nueva belleza anti-aging

La moda también ha estado generalmente relacionada, sobre todo a partir de los años 60 del S.XX con la juventud. Parecer más joven gracias a la cosmética o la indumentaria era el principal objetivo. Hay que tener en cuenta que uno de los mayores negocios para las marcas de moda son sus líneas de cosmética, por lo que el negocio de la belleza ha estado tradicionalmente ligado a estos valores.

Pero algo está cambiando, las mujeres quieres cuidarse pero no quieren que se las infantilice ni que se las hipersexualice, han dicho basta a este sometimiento. Las mujeres mayores, se están convirtiendo en imagen de marca para grandes casas. Las diseñadoras y consumidoras jóvenes las admiran porque aspiran a tener sus carreras. Son los verdaderos espejos donde se miran una nueva generación de mujeres. La edad madura está llena de libertad y esto en un momento anti-fashion  como el que vivimos , se convierte en un nuevo referente estético , a la par que se mantiene ese segmento de mercado tan importante. Cada vez vivimos más, y cada vez seguimos interesados en la moda por más tiempo.

Maye Musk, nutricionista, modelo y madre del visionario Elon Musk ( Tesla) fue una de las últimas sensaciones de la pasarela de New York de esta temporada desfilando para el coreano Lee Chung Chung.

Ya en el 2015 dos de las principales marcas contrataron a personas mayores para sus campañas. Yves Saint Laurent a la cantante folk Joni Mitchell ( 71 años) y Céline a la escritora Joan Didion (80 años), y el el 2013 la marca Other Stories contó con el icono de moda Iris Apflen (93 años).

 

Es obvio que además de la talla y la juventud hay otras necesidades de inclusión que se están trabajando como el tema racial, aún en clara desventaja respecto a los ideales de belleza “blancos”, o las discriminaciones de género con el gran triunfo de los modelos “agender” ( sin género) a partir de 2015.

2018 será el año que saldrá en los libros de historia como el año en que las mujeres se empoderaron sin vuelta atrás, toda esta inclusión no deja de ser resultado de que la industria ya no está en las mismas manos.

 

Foto: Universal Standard

 

Foto: Maye Musk en el desfile del diseñador coreano Lee Chung Chung

 

Foto:la escritora Joan Didion , imagen de campaña de Céline en 2015