Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
05 de Octubre de 2017

Como diseñadores nos encontraremos a menudo, con clientes que nos pedirán directamente una web. Antes de aceptar el encargo, es conveniente averiguar las necesidades de comunicación. Deberíamos ser capaces de analizar esas necesidades y detectar que tipo de suporte digital se adecua más a ellas. Y si somos sinceros veremos que muy a menudo no son webs. La variedad puede ir desde blogs personales a perfiles en redes sociales, desde una tienda on-line a un canal de YouTube.

¿Eso significa que perderemos el cliente? No debería ser así, si sabemos cómo dar una buena respuesta en cada soporte o tenemos una red de profesionales que nos pueden ayudar. Esto último es imprescindible. Muchos estudios son pequeños y especializados. Conviene generar redes de profesionales de otros perfiles con quien podamos colaborar puntualmente para trabajos concretos. Digamos que nuestro estudio no lo forman solo las personas que tenemos en el despacho sino todas aquellas con las que podemos crear alianzas profesionales. De esa forma, las capacidades de nuestro estudio se multiplican y podremos responder a necesidades digitales mucho más variadas.

Este es el decálogo de las 10 necesidades digitales según el ICEMD (Instituto de la Economía Digital de ESIC)

1. Captar y fidelizar clientes digitales

Plantear estrategias de fidelización y vinculación del cliente a la marca es imprescindible, así como gestionar de manera eficaz los medios directos e interactivos para incrementar el valor del cliente. Integrar al consumidor en el negocio a través de diferentes canales (redes sociales, crossumer o crowdsourcing) se convierte en objetivo primordial.

2. Fomentar la innovación digital

La creatividad se convierte en clave del éxito. Los consumidores ya no se conforman con un proceso de compra a la antigua. Las técnicas de neuromarketing y la inteligencia competitiva, a través de la recogida de datos, son fundamentales para llevar a cabo nuevas e innovadoras acciones digitales.

3. Mantener relación con el cliente

Las empresas no están aprovechando el potencial de las nuevas herramientas de gestión para ser más productivos y eficientes. Éstas son fundamentales para elaborar una estrategia digital, basada en algunas plataformas como las aplicaciones móviles, tienda online o blogs, entre otros soportes a explorar.

4. Explotar el conocimiento del cliente

La implementación de las métricas y monitoring en la empresa digital, son uno de los aspectos principales para medir y conocer las preferencias de los clientes. Disciplina que debe complementarse con funciones de Big Data, analítica web u optimización de contenidos.

5. Coordinación de equipos digitales

En una empresa digital, la implementación del cloud es una realidad necesaria. El estudio confirma que más de la mitad de las empresas en España, declaran tener muy implementado el trabajo en "la nube" para facilitar la ejecución de la funciones, aunque solo en un 25% de las empresas hay puestos específicos para tareas digitales que son claves.

6. Elaborar un plan de Marketing Digital

Resulta imprescindible para detectar, alcanzar y determinar las necesidades reales del mercado o de los clientes potenciales para la marca.

7. Identificar momentos de la verdad del cliente digital

Gracias a las métricas aplicadas a un programa de marketing relacional, a la gestión de los medios masivos como generadores de respuesta y al feedback en los contenidos de social media de la empresa. Esta información es necesaria para medir la aceptación del producto entre los usuarios.

8. Generar engagement

Tan solo un 29% de las empresas analizadas en el estudio tiene un social manager, y un 25% un responsable de e-commerce. Los puestos menos implantados en las empresas son el Business Intelligence Manager y el desarrollador de apps, con un 24% y un 23%, respectivamente.

9. Posicionamiento en buscadores

Destacar en Google no es tarea fácil, para ello es imprescindible la creación de una estrategia digital que persiga unos objetivos específicos según las necesidades de la empresa. Así, resulta fundamental adquirir ciertos conocimientos.

10. CRM Strategy

Las empresas no están aprovechando el potencial de las nuevas herramientas de gestión para ser más productivos y eficientes, según el estudio. Una cuestión fundamental para disponer de la capacidad de identificar la información más importante dentro de la compañía.