¿Qué es la ilustración digital y para que sirve?

¿Qué es la ilustración digital y para que sirve?

Los tiempos cambian y la forma de trabajar, también. Buen ejemplo de ello es la aparición de la ilustración digital: aquella que se hace utilizando medios informáticos. Antiguamente, se ilustraba sobre papel.

Autor: Agustín Pérez
Ilustración
6 de Mayo de 2019

Hoy en día, el soporte favorito de muchos ilustradores o diseñadores gráficos son los ordenadores, tabletas gráficas u otros soportes tecnológicos. Es decir, los soportes que posibilitan la ilustración digital. Pero ¿qué es este tipo de ilustración? ¿De qué tipos puede ser? ¿Para qué se utiliza? Descúbrelo a continuación.

¿Qué es la ilustración digital?

La ilustración digital es la producción de imágenes y diseños utilizando para ello todo tipo de herramientas digitales y dispositivos electrónicos.  Por ejemplo, un tablet, un ratón, una tableta gráfica o un ordenador equipado con software especializado para diseño e ilustración.  Por ejemplo, Adobe Photoshop o Illustrator.

A pesar de que puede dar lugar a confusión, una ilustración digital no es lo mismo que una fotografía digital. Este último concepto hace referencia a las imágenes tomadas con una cámara digital, un smartphone o un tablet, para su posterior edición si es necesario. Una ilustración es un diseño que se realiza, partiendo desde cero, mediante técnicas de dibujo realizadas por ordenador u otro soporte digital. 

La ilustración digital apareció después de la guerra mundial, aunque hasta la década de los 60 no empezó a contar con cierta fuerza y empuje. Entonces empezaron a expandirse los ordenadores, quizá su soporte más completo y útil hasta la actualidad. Así, en 1962, A. Michaell Noll ya empleó ordenadores para generar imágenes mediante patrones y algoritmos. Así que los primeros en utilizar la ilustración digital no fueron artistas o diseñadores, sino científicos e investigadores. 

En los 80, la ilustración digital recibió un nuevo impulso con la llegada de Photoshop después del nacimiento de su desarrolladora: Adobe.  Fue uno de los primeros programas de diseño digital en popularizarse. Poco después llegarían otros, como Corel Draw y Paint, más económicos e incluso, como Paint, gratuitos.

Desde dicha década hasta ahora, la ilustración digital ha ido creciendo en recursos y adopción, y un nuevo crecimiento gracias a Internet. Con la Red, el acceso a foros, herramientas y software de ilustración digital se multiplicó y facilitó.  

Principales tipos

Entre los principales tipos de ilustración digital está la conocida como conceptual. Con ella, el diseño se encarga de dar vida a una idea que tiene un ilustrador sobre el tema que quiere ilustrar. Además, se caracteriza porque su creador no tiene obligación de ceñir su ilustración a la información de un texto. Se encuentra, por ejemplo, en logotipos. O en carteles de cine, como el de la película Blade Runner, uno de los más icónicos.

La ilustración digital narrativa es la que se encarga, siguiendo un guion, de plasmar algo que ha sucedido en él. A diferencia de la conceptual, sí tiene que realizarse de acuerdo con el contenido del texto del guion. Podemos encontrarlas en libros, periódicos y revistas, generalmente para explicar algún concepto del texto, o para destacarlo. 

En cuanto a la ilustración digital decorativa, es la que añade realce a la página de un libro o folleto, al mismo tiempo que acompaña al texto. También puede contar una historia sin necesidad de texto, como sucede en las que se encuentran en láminas y tarjetas. Y la infantil, omnipresente en prácticamente todos los libros para los más pequeños, la que ayuda a interpretar lo que dice un texto para niños, y se caracteriza por, utilizando distintas técnicas, resultar amable y sencilla.  

Los cómics representan un tipo de ilustración digital particular. Se trata de los dibujos realizados para contar historias, y en los que los textos y diálogos entre personajes son un acompañamiento a las escenas dibujadas. Las novelas gráficas son una variante del cómic de mayor extensión, y entre ellas hay títulos tan famosos como Maus, de Art Spiegelmann; o From Hell, de Alan Moore y Eddie Campbell.

¿Para qué se utiliza la ilustración digital?

Este tipo de ilustración es muy utilizada por profesionales de distintos sectores. Buen ejemplo de ello es el diseño editorial, en el que podemos utilizarlas para elaborar portadas. O ilustrar el contenido interno. Pero, además, se utiliza mucho en otros campos. Entre ellos:

  • En el diseño gráfico, se usa para potenciar mensajes, para elaborar imágenes del producto, para aportar valor o incluso en diseño de producto.
  • Incluso los materiales promocionales que utilicemos. Por ejemplo, podemos utilizarlas para aportar valor a calendarios corporativos, revistas, etc.
  • En creación de marcas (o branding), también tiene su relevancia. Existen muchas empresas que utilizan ilustraciones en lugar de los tradicionales logos.
  • También se pueden elaborar materiales publicitarios a partir de una ilustración digital. Cualquier tipo de folleto, tríptico, o cartel que incluya una resultará bastante más vistoso y original.
  • En diseño web, juega un papel especialmente interesante. Sabemos que hoy en día todo el mundo tiene presencia en internet, por lo que destacar entre la competencia es especialmente complicado. Por eso, se premia la originalidad y los contenidos únicos, y una web que aproveche las ilustraciones para diferenciarse es una web que los usuarios recuerden.
  • Incluso podemos dedicarnos profesionalmente a vender nuestras propias ilustraciones, puesto que serán productos originales.

¿Qué es la ilustración digital y para que sirve?

Los pasos para elaborar ilustraciones digitales

Funcionan exactamente igual que las ilustraciones tradicionales. Sin embargo, como ya hemos comprobado, están muy vinculadas al mundo digital, marketing y publicidad. Por eso, estos son algunos pasos para que nuestra ilustración funcione:

  • Elegir qué mensaje queremos transmitir. En este caso, puede ser los valores de la marca, un mensaje promocional, o nuestra campaña de marketing.
  • Elaborar un boceto, con las primeras formas y la composición. Es el momento de dar forma, a través de una imagen, a las ideas que plasmaremos en una web, un folleto o el logo de una empresa. Este boceto puede hacerse directamente utilizando una tableta gráfica o una tablet sobre la que dibujaremos.
  • Si el arte final será para un cliente externo, es el momento de presentarle nuestra idea, de forma que pueda introducir cambios o aportar ideas.
  • Después, dependiendo de la aplicación o el software que utilicemos, será el momento de crear nuestra ilustración digital definitiva de distintas formas: Vectorizaremos el boceto, o dibujaremos sobre él, aplicando líneas, rellenos y texturas.

¿Qué es la ilustración digital y para que sirve?

Hay algunas tablets en el mercado (tanto android como ios) que permiten ilustrar directamente sobre ellas, gracias a distintas aplicaciones, utilizando herramientas tipo lápiz, lo que da una sensación muy similar a dibujar sobre papel. Aporta mucho valor y contenido único a un espacio donde la originalidad destaca sobre la competencia y, por eso, es ideal para profesionales de la ilustración o de publicidad.

Comparte con tus amigos