Mireia González
Área de Moda
07 de Abril de 2020

El sector moda, como la mayoría de las industrias productivas que no son de primera necesidad, ha sufrido un colapso del que seguramente no saldremos igual, tras la crisis del COVID-19. Más allá de lamernos las heridas, es un sector lleno de gente creativa y solidaria, y además posicionar nuestra marca como parte de la solución y no del problema será básico para enfrentarnos al futuro cuando todo esto pase. Las personas se acordarán de los que hicieron las empresas durante la pandemia, y especialmente las pertenecientes al sector de élite de las finanzas no pueden evadirse y no ayudar. Más allá de las iniciativas de comprar mascarillas o donar material sanitario y dinero como han hecho multinacionales españolas como Mango e Inditex, se están poniendo en marcha iniciativas que aparte de colocar a las empresas en la “parte buena de la historia” son necesarias, también para subir el ánimo de la población, la cual aún no se puede acabar de creer lo que está ocurriendo.

En este post vamos a repasar algunas de las iniciativas más curiosas o mediáticas.

 

La industria del lujo se pone a fabricar mascarillas y batas

Que la industria del lujo será de las más perjudicadas por esta crisis nadie lo duda. A la pérdida en los primeros meses de la crisis del mercado asiático, su principal cliente, se le suma el cierre de fronteras en Europa y USA, por tanto el fin también del resto de mercados. El turismo de shopping, su otra gran fuente de ingresos, se prevé tarde en recuperarse, y el comercio online tiene gran dificultad por las barreras logísticas ya que no son bienes de primera necesidad….todo ello hace pensar que las grandes firmas deberán reinventarse o aguantar la tormenta, sin dejar de ser “atractivas”. Estar cerca de la población, y hacerles sentir que sirven para algo y que están a la altura de las circunstancias es básico, es lo que conocemos como reputación de marca.

Los casos más mediáticos han sido el grupo Kering donde marcas pertenecientes a este grupo empresarial como BALENCIAGA o YVES SAINT LAURENT están dedicando parte de sus instalaciones a confeccionar mascarillas. Y otra grande del lujo, CHANEL fabrica mascarillas, batas y gel hidroalcohólico aprovechando sus instalaciones destinadas a perfumería. También gel desinfectante está fabricando el grupo LUIS VUITTON (LVMH) también gracias a sus factorías dedicadas a la cosmética y perfumes.

En Italia empresas de moda como PRADA Y ARMANI, entre otras prestigiosas firmas, también están confeccionando batas y mascarillas.

Imágenes corporativas del grupo Luis Vuitton anunciando su implicación en la lucha anti covid-19

 

Usar las redes sociales de las marcas para educar en la lucha contra el virus

El poder que tienen las marcas de moda en las redes es indiscutible. Independientemente de ser cliente directo, somos fans de las marcas a través del seguimiento de sus redes. Este canal de comunicación ha sido cedido por algunas marcas para que organismos públicos y las propias marcas nos expliquen cómo luchar sanitariamente contra el virus, medidas de higiene y proclamas como quedarse en casa.

Uno de los ejemplos es GUCCI con una muy buena política de implicación en la lucha, haciendo de paso campaña en pro de la creación de comunidad, una de las obsesiones de la más influyente  marca del mundo.

Imágenes de los “posteo”s de GUCCI en su Instagram con mensajes de la OMS

Otras marcas también muy influyentes como la nórdica GANNI anima a sus seguidores a enviar piezas de arte para ayudar a mejorar su estado anímico, muy tocado estos días con la pandemia. Una exposición futura está prevista en Dinamarca con las mejores piezas. El sentimiento de estar unidos durante esta crisis como único camino para superarla, es el objetivo principal de todas estas iniciativas.

Campaña HOME de la marca danesa GANNI donde se difunden piezas creadas en casa

 

Vestir a los sanitari@s para agradecerles su trabajo

La marca canadiense CROCS ya es una de las marcas favoritas de los sanitarios de todo el mundo, pero en los últimos años también es una reconocida marca ligada al streetwear y a la moda más rompedora, sobre todo gracias a la colaboración que tuvo la marca con Balenciaga. Con sus zapatos pop y sus complementos para los agujeros del zueco son una de las marcas más trendy de la actualidad.

Su gesto solidario en la crisis del Covid 19 será donar miles de pares al personal sanitario, reivindicándose como una marca que está al lado de todos los que llama healthcare heroes.

Sin duda tras la crisis una de las tendencias será usar ciertas marcas que nos hayan mostrado su relación heroica con la pandemia, y por todo ello y por la excelencia de sus productos CROCS será una de las firmas que vean aumentar sus ventas.

En esta misma línea la marca española PRONOVIAS, capitaneada por su directora creativa Alessandra Renaudo, ha creado The Heroes Collection como ya hizo en China, uno de sus principales mercados. Con esta colección Pronovias quiere premiar a todas aquellas sanitarias que han ayudado en la pandemia, regalándoles su vestido de novia. La iniciativa ha tenido tanto éxito que están cerradas de momento las subscripciones en su web debido a la avalancha de peticiones. Vemos que además se posiciona a la compañía más allá de las princesas tradicionales, ahora son mujeres héroes, que luchan por un mundo mejor, el mercado de novia también se repiensa.

Imágenes de CROCS una de las firmas más ligadas al mundo sanitario

 

Paliar la crisis de las tiendas de moda: compra hoy y recibe cuando se pueda

El negocio de las tiendas físicas ya estaba muy tocado antes de la pandemia, debido sobre todo al aumento del precio de los alquileres y el auge del comercio electrónico. Pero eso era solo algunos de los problemas de un retail que estaba comenzando a reinventarse, consciente que lo que les aventaja de lo digital es la capacidad de experiencia y contacto humano. La crisis del covid-19 ha destruido todo esto y lo físico ha de repente desaparecido sin previo aviso.

¿Qué podemos hacer para salvar nuestras tiendas?....pues las iniciativas van por ayudas gubernamentales, escasas sin duda, o avanzar en la idea de compra ahora, y recibe cuando se pueda, ya que los envíos a domicilios no se pueden realizar con la normalidad habitual. La idea es que los comercios puedan aguantar financieramente hasta que todo pueda volver a abrir. La mayoría de marcas pequeñas utiliza el retail sobre todo para darse a conocer, pero lo que no cabe duda es que post-pandemia las condiciones y estrategias del comercio minoritario físico cambiarán y los riesgos, en el futuro, seguramente serán compartidos entre marcas y comerciantes, transformando muchos retails en espacio de alquiler para marcas.