ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
22 de Abril de 2020

Hacer un video es una tarea que requiere de numerosos pasos. Tienes que crear una historia, gestionar muchos detalles y decidir cómo editar el resultado terminado. Afortunadamente, existe una herramienta dentro de la disciplina del Diseño Gráfico que puede facilitar mucho el proceso: el storyboard. En este artículo hablaremos de los elementos del storyboard. Utilizar todos los elementos del storyboard puede simplificar mucho cada etapa de la elaboración de un video. Con él podremos planificar de manera más efectiva, exponer la idea a otras personas con mayor claridad, y evitar problemas durante la producción. Si haces algún tipo de video comercial o de marketing, el storyboard es una habilidad esencial.

¿Qué es el storyboard?

Un storyboard es un esquema visual para un video. Se compone de una serie de imágenes en miniatura que muestra lo que sucede en el video, de principio a fin. También incluye notas sobre lo que sucede en cada escena. Podríamos decir que se parece mucho a un cómic.

Los elementos del storyboard pueden ser más simples o más complejos. Por lo general, están dibujados a mano, aunque algunas personas prefieren usar software para crear sus imágenes. Tanto si se realiza a mano o a través de un software, el objetivo es crear una representación gráfica de un guion.

5 elementos del storyboard que no pueden faltar

Como hemos mencionado antes, un storyboard es una forma visual de organizar una historia en un orden lógico y se usa para muchas cosas. En él, el diseñador crea imágenes, panel por panel, que ilustran el orden y lo que ocurre dentro de una historia, incluyendo, por supuesto, a los personajes y el diálogo. Así, hay 5 elementos del storyboard que son básicos para que sea efectivo.

La historia

Este es el primero y el más importante de los elementos del storyboard. Al disponer la historia que quieres contar, se puede ver si es coherente visualmente hablando, si es una historia completa o le falta información. Igualmente, te ayudará a organizar los puntos clave y todos aquellos detalles necesarios.

Cuando se tiene clara la historia, es bueno crear una línea de tiempo en la que queden bien definidos el comienzo, el nudo y el final de la historia, así como cualquier transición importante. Un video corporativo no tiene que contar una historia compleja, pero sí necesita tensión de algún tipo, y una resolución correcta.

Personajes

Un storyboard también tiene que contemplar a los personajes de la historia. Al crear uno, la mayoría de los guionistas usan bolígrafo o lápiz y no se preocupan por hacer que los personajes se vean bien. Algunos incluso usan figuras de palo en lugar de dibujar personajes completos. Cuando un escritor dibuja un storyboard, los personajes de la historia pueden desarrollar sus propias personalidades a través de la forma en que el creador ilustra la historia. El storyboard debe ilustrar las acciones de los personajes, pero también la forma en que se mueven o lo que están haciendo.

El diálogo y los textos

El diálogo es otro de los elementos del storyboard. No solo se debe mostrar a los personajes de la historia, sino también enseñar lo que dicen. La representación gráfica puede ilustrar el tono de voz que usan los personajes, como el volumen de las palabras o los sentimientos que las palabras pueden producir, como la ira, el sarcasmo o la emoción.

Por otro lado, es buena idea que añadas lo que sea más importante de esa parte concreta de la historia, ya que a la hora de grabar esas anotaciones serán muy útiles.

La línea de tiempo

Si bien ya la hemos mencionado en el primer punto, la línea de tiempo es básica para un storyboard. Con esta herramienta podemos definir exactamente qué ocurre en cada punto de la producción.

De hecho, la línea de tiempo no es más que una serie de anotaciones de tiempo, la duración de la aparición de un personaje en pantalla, o el tiempo de transición entre una escena y otra.

Los detalles de la cámara

En cuanto al uso de la cámara en el storyboard hay mucho que decir. El guion gráfico define concretamente dónde debe colocarse la cámara y cómo debe ser cada plano. También puede definir cómo se darán las transiciones, cuánto durará cada plano, dónde debe dirigirse la atención, etc.

Algunos consejos extra

El objetivo de hacer un buen guion gráfico es realizar un vídeo de la forma más cómoda posible. Presta atención a estos consejos.

No tiene que ser perfecto. Es una herramienta. No te obsesiones y olvides cuál es el objetivo. Si el resultado final funciona, habrá cumplido su misión.

Los dibujos son importantes, pero la idea lo es más. Tu talento creativo es importante para el storyboard, pero si dibujas mejor o peor no lo es tanto. Siempre y cuando puedas transmitir tus ideas con claridad, no importa si tus personajes son figuras de palo y tus accesorios son círculos o cuadrados con etiquetas.

Usa flechas para indicar el movimiento. Es muy útil para hacer más clara la acción y hacer que las miniaturas sean más dinámicas etiquetar el movimiento de personas y objetos con flechas.

Numera todas las miniaturas. Si haces varias versiones del storyboard durante las revisiones, dale también a cada versión su propio nombre. Esto facilitará el trabajo con el resto del equipo de producción.

Haz versiones. Intenta mover marcos o crear versiones ligeramente diferentes de tu historia. Nada es permanente en un guion gráfico, y probar cosas diferentes puede desbloquear la creatividad y generar nuevas ideas. Guarda todas las versiones que crees por si decides desechar una idea y volver a una anterior.