ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
25 de Septiembre de 2020

La creación de objetos en 3D es una disciplina compleja que no solamente consiste en diseñar un objeto o un escenario tridimensional. Además, hay que intentar que queden lo más realistas posible. Para ello hay que contar, no solo con dejar el aspecto del objeto tridimensional lo más perfecto posible al diseñarlo y renderizarlo. También es preciso cuidar otros aspectos para darle mayor realismo. Sobre todo, la luz y cómo incide esta en el objeto o el escenario. Ha de ser lo más real posible, para que su aspecto sea muy parecido, o prácticamente el mismo, que tendría en una fotografía. Para conseguirlo, puedes aplicar distintas técnicas de iluminación.

El uso de estas técnicas no solo requiere saber aplicarlas correctamente, para lo que tienes que contar con la formación adecuada en modelado digital de producto. También debes saber cuándo es más adecuado aplicar cada una. De otra manera, el objeto quedará mal iluminado y su aspecto no será ni realista ni atractivo. Es más, quedará hasta extraño. A continuación, te mostramos las principales técnicas de iluminación fotográfica para modelado 3D que puedes utilizar para dar un aspecto completamente realista a tus diseños.

Tipos de luz para la iluminación

Prácticamente todos los programas de diseño y modelado 3D ofrecen la posibilidad de aplicar distintos tipos de luz y técnicas de iluminación. Para aplicarlos, eso sí, antes es necesario que conozcas los principales tipos de luz. Y que tengas en cuenta esta premisa: para que un objeto tenga un aspecto natural, debes fijarte siempre en cómo es la luz que recibe en función del punto desde el que se emite la luz y su intensidad. Lo mismo sucede cuando tienes que iluminar un conjunto de objetos o un escenario tridimensional.

Los principales tipos de luz son los siguientes: natural, artificial, dura y suave. La primera es la luz que da el día, y puede variar tanto en tono como en intensidad en función de si el día es soleado, nuboso o lluvioso. La segunda, la artificial, también puede variar en tono e intensidad, y depende de la potencia del punto emisor de luz y de su posición.

 

tecnicas de iluminacion fotografica para tus modelados 3D

 

Una luz dura, frecuente en los primeros planos fotográficos, es la que se aplica de manera directa sobre cada objeto, y proyecta sombras muy definidas en ella. Por tanto, el contraste que crea al aplicarse es muy elevado. Por el contrario, la luz suave no genera sombras tan definidas. En vez de eso, al aplicarse sobre un objeto, este va en degradado y a veces los bordes de las mismas quedan incluso difuminados. No suele tener mucha potencia, por lo que no aporta mucha luz al objeto y aporta una sensación de calma. En muchos casos es la que genera una lámpara de potencia baja o moderada.

Técnicas de iluminación de objetos y escenarios

Una vez vistos los tipos de luz, y estudiada la iluminación que tendría el objeto o escenario 3D a iluminar durante el modelado en función de su posición, ya puedes comenzar con la aplicación de la iluminación. Eso sí, no te olvides de pensar cuál sería su aspecto con la luz aplicada de ser real. Ten también en cuenta que las herramientas a utilizar para ello con los programas de modelado 3D pueden ser distintas.

No obstante, prácticamente en todos los casos dispondrás de opciones para aplicar una iluminación natural, otra también natural pero un poco más apagada, y varios focos y puntos de luz artificial. En algunos casos, también podrás simular la luz que un objeto o estancia recibe cuando hay luz artificial en ella. Además, podrás utilizar todos los puntos de luz que necesites.

Con todo esto en mente, solo queda elegir la técnica de iluminación más apropiada. Esta puede ser sencilla, o una combinación de varias. Son las siguientes:

  • Luz frontal: es la más sencilla y consiste en iluminar como si el objeto o el escenario tuviese la luz de frente. Eso sí, el aspecto del objeto o la escena es bastante plano, porque las sombras producen un efecto de aplanado sobre él. Las sombras quedarán tras el objeto al modelarlo.
  • Luz lateral: como indica su nombre, la luz sobre el objeto viene de uno de sus lados. Por tanto, uno de los lados del objeto o la escena está iluminado, mientras el otro está en sombra. Puede utilizarse tanto luz dura como más suave, en función de si se quieren generar sombras más suaves o intensas. Además, se puede suavizar el efecto añadiendo una luz mucho más suave en el otro lado.
  • Contraluz: esta técnica coloca la luz detrás del objeto o la escena a iluminar. Se utiliza cuando se quieren crear siluetas a partir del objeto que se está modelando. La razón principal para ello es que el objeto queda envuelto en una sombra, y se dejan de apreciar sus colores. Solo se ve la silueta de este. Es una técnica perfecta en escenas en las que se quiera generar cierto misterio.
  • Luz cenital: coloca el punto de iluminación del objeto o la escena sobre él. Un ejemplo de ello es la luz de una lámpara en el techo de una habitación. Por tanto, el mayor nivel de luz estará en la parte superior del objeto o la escena. A medida que se va descendiendo, empiezan las sombras, que serán más duras en la parte inferior. Se puede utilizar combinada con luces frontales y contraluces para provocar diversos efectos en el objeto.
  • Luz contrapicada: la fuente está bajo el objeto y está colocada en diagonal, pero situada en el suelo. Aquí la iluminación se da con más intensidad en la parte inferior del objeto o escenario, para ir descendiendo a medida que sube. En la parte superior será donde se den las sombras, y se utiliza mucho en escenas de películas de miedo. Una de sus características es que estiliza los objetos y les hace parecer más altos y delgados. 

 

tecnicas de iluminacion fotografica para tus modelados 3D

 

Estas son las principales técnicas de iluminación en modelado 3D, que se pueden combinar para generar diversos esquemas de luz. Por ejemplo, uno de tres luces, en el que la luz principal, más fuerte que las demás, se coloca sobre el objeto u objetos a iluminar. La secundaria es para generar o suavizar las sombras que cree la principal, y la tercera para cuidar la iluminación del fondo.

Una vez conocidas las principales técnicas de iluminación, solo te queda experimentar y trabajar con ellas en el modelado tridimensional hasta que consigas dar a tus creaciones el aspecto más realista posible en cuanto a iluminación. Y si en un primer momento no estás satisfecho, puedes probar con otra técnica o aplicar diversos efectos al resultado. ¿Te atreves? Seguro que en poco tiempo tus creaciones parecen salidas del mundo real.