Mireia González
Área de Moda
20 de Mayo de 2020

Ser vegano ya no es una extravagancia, ni siquiera es una tendencia, es una realidad ya muy consolidada en el mercado. La relación que tienen las nuevas generaciones con los animales no tiene parangón y del veggie style el próximo escalafón es sin duda el veganismo. Además en el campo de la moda podemos vestir marcas veganas sin necesidad de serlo, ya que el “cruelty free” es decir, no hacer sufrir innecesariamente a los animales, es una filosofía compartida por la mayoría de los consumidores de moda sostenible, sean o no veganos. Esto representa a  uno de cada tres consumidores en la actualidad, llegando al 50 por ciento en países del norte de Europa como Alemania.

Los avances técnicos y los nuevos materiales han llenado de nuevas posibilidades la moda vegana. Se intuye una nueva revolución también en el mundo del lujo, el cual después del “fur-free”, o sea el no uso de pieles, ha pasado al tema de cueros artesanales y con sellos de calidad ambiental del vacuno utilizado para lograr las pieles que se usan especialmente para bolsos y zapatos, a plantearse nuevos materiales como el ECO ALTER NAPPA, un cuero sintético fabricado a partir de poliéster y poliuretano, con un recubrimiento de aceite vegetal, lo que le hace muy próximo a la sensación de la napa auténtica.

Este material ha sido puesto de moda por la diseñadora inglesa especializada en eco-lujo Stella McCartney, la cual es conocida por no utilizar materiales derivados del vacuno.

Home de la web de Stella McCartney donde promociona el cuero vegetal.

 

Pero si  no queremos usar materiales de origen plástico, una de las corrientes de opinión en la moda ECO, podemos optar por el uso de cueros vegetales, que son aquellos que provienen de fibras vegetales. El más conocido es PIÑATEX que proviene de las piñas, pero ya se están distribuyendo otros extraídos a partir de COCO, comercializado bajo el nombre de MALAI.

Algunos de los productos de diferentes marcas realizados con PIÑATEX.

Video de MALAI el cuero vegetal que tiene el Coco como origen.

 

Otro de los nuevos cueros vegetales más originales es el que se extrae de los NOPALES , unos cactus originarios de México, más concretamente de la zona de Zacatecas. Han sido dos emprendedores mejicanos los que están lanzando el proyecto, bajo el nombre comercial de DESSERTO CACTUS LEATHER. Dicho material  pretende cubrir no solo el mercado de la moda si no también el de la decoración y todos aquellos donde se usa tradicionalmente cuero. México además es uno de los grandes productores de calzado del mundo por lo que el material ha generado mucha expectación, dada su gran similitud con el  cuero animal, nuevos mercados internacionales podrían surgir, dándole nuevos aires a un sector con poco valor añadido.

Además los cactus crecen rápidamente y sin casi agua por lo que es un material altamente sostenible, y el producto resultante en gran parte biodegradable. Su composición vegetal hace que sea mucha más transpirable y agradable que las pieles sintéticas, las cuales no dejan de ser películas sin textura para su ventilación.

Video donde se explica el proceso de producción del Desserto Cactus Leather.

 

Pero sin duda lo que será la gran revolución o por lo menos la más sorprendente será la creación del cuero en laboratorio. Es la gran esperanza de la industria del lujo, aún muy reticente a utilizar materias distintas al cuero dada su calidad y perdurabilidad, y también a la estética que lleva cautivándonos durante toda la historia de la moda. Será difícil aceptar otros códigos visuales asociados al cuero y a la marroquinería.

MODERN MEADOWS es una empresa de biotecnología de Nueva York, que ya comercializa estos cueros creados en laboratorio, a partir de copiar las moléculas de los animales. Su producto es un material llamado ZOA y es prácticamente igual que el cuero animal ya que está reproduciendo su estructura. La misión de la empresa es “crear, no destruir” en clara alusión al respeto a la naturaleza, especialmente al mundo animal.

ZOA , el bio-cuero fabricado por Modern Meadows.

 

Y para asegurarnos que los productos que compramos son realmente veganos podemos recurrir al directorio de la organización P.E.T.A, los cuales han lanzado un sello que certifica a las marcas que sus procesos con “cruelty free”. También a través de su web podemos conocer marcas y otros materiales veganos como el CORCHO, utilizado también por muchas marcas veganas como CORKOR.

Algunos productos realizados con corcho de la marca vegana especializada CORKOR.

 

Espero que con este pequeño manual de supervivencia para veganos te haya quedado un poco más claro, cuáles son en estos momentos los materiales respetuosos con el mundo animal, más novedosos e interesantes. Sentirse cuidadoso con el entorno es también un acto de amor hacia nosotros mismos. El veganismo será una de las grandes tendencias de la década que empieza, tanto sus versiones vegetales como tecnológicas, la naturaleza y la investigación, más de la mano que nunca.