ESdesign
En ESdesign estamos a la vanguardia del diseño.
26 de Febrero de 2018

Diseño de producto y estrategia de producto: Apple

Fase uno: enfocar

En 1997, cuando Steve Jobs regresó a Apple, la compañía se encontraba en un momento crítico: perdía cuota de mercado a pasos agigantados. Vendía una gran cantidad de productos, desde cámaras digitales a videoconsolas. Como primer paso en el desarrollo de su diseño de producto y estrategia de producto, Steve Jobs decidió centrarse solamente en lo que su compañía sabía hacer mejor: resultó que su producto estrella eran los ordenadores.

Una vez descubierto esto, diseñó una matriz de uso muy sencillo que diferenciaba ordenadores portátiles, ordenadores de sobremesa y sus usos: personal y profesional. Así, tanto compradores como vendedores sabían qué necesitaban comprar o vender.

Pero esta estrategia no habría resultado si los productos de Apple, sus ordenadores, no hubieran destacado por su diseño innovador y atractivo. Así se combinaron diseño de producto y estrategia de producto en esta primera fase.

Fase dos: identificar

En 2001 la tecnología pasó por una fase de digitalización inmensa. El sonido, la imagen, las películas... Muchas empresas renovaron esfuerzos para conquistar la era digital. En Apple se identificaron dos hechos. El primero, que el mercado de la imagen digital estaba copado por las empresas de cámaras de fotos tradicionales que habían evolucionado. El segundo, que el mercado del sonido todavía era prácticamente virgen.

Una vez más, Steve Jobs combinó diseño de producto y estrategia de producto para lanzar su i-Pod. Un reproductor de música que compartía las características del diseño de producto de los ordenadores. Era atractivo e innovador. Pero, además, daba solución a una necesidad en la que nadie había reparado. Fue el primer dispositivo de reproducción digital de música de alta calidad, estable y portátil. Pronto las ventas de i-Pods alcanzaron el 40% del total de ventas de Apple.

Diseño de producto y estrategia de producto: Apple

Fase tres: seguir innovando y ampliar el mercado

En 2007 ya existían los smartphones, pero Apple los llevó un paso más allá. Blackberry era el teléfono inteligente por excelencia, dedicado al ámbito empresarial. Gracias, de nuevo, a la combinación de diseño de producto y estrategia de producto, Apple produjo su i-Phone. Un dispositivo de diseño tan atractivo como el i-Pod, capaz de hacer fotografías, reproducir música y funcional como teléfono. Los expertos de Apple en diseño de producto consiguieron que su uso fuera muy sencillo. Así, los smartphones llegaron al público en general.

Fase 4: seguir apostando por el diseño de producto y estrategia de producto combinados

La estrategia de Apple de analizar el mercado y las necesidades de sus clientes les llevó a averiguar dos cosas: que los ordenadores cedían terreno antes los teléfonos. Y, segundo, que navegar por internet era el uso principal para los ordenadores. Así nació el i-Pad. Un dispositivo móvil con pantalla más grande. Se combinaba, de esta manera, lo mejor de ambos mundos.

Apple es un caso paradigmático de simbiosis entre diseño de producto y estrategia de producto, pero tú puedes convertirte en un caso de éxito también si estudias para conseguirlo. Estamos seguros de que nuestro Máster en Diseño de Producto te dará todas las herramientas necesarias. Echa un vistazo.