ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
24 de Enero de 2020

El diseño gráfico, como otras disciplinas, presenta numerosas tendencias que van cambiando con el tiempo, aunque hay algunas que permanecen inmutables y no pasan de moda. Una de ellas es el estilo retro, que da lugar al diseño gráfico vintage, y a esas imágenes tan atractivas de estilo antiguo y clásico. La mayoría de ellas parecen realizadas en las seis primeras décadas del siglo XX, o en los años 70 y 80. Son las décadas con diseños más reconocibles e icónicos para el estilo retro.

Caracterizado por utilizar elementos y técnicas de décadas pasadas, el diseño vintage está presente en todas las áreas en las que se emplea el diseño gráfico: publicidad, marketing, cartelería, ilustración, etc. Y presenta unas características muy concretas, que veremos a continuación. Pero antes tenemos que tener claro a qué nos referimos cuando hablamos de estilo vintage.

¿A que nos referimos cuando hablamos de vintage?

Vintage es una expresión que viene de la palabra Vendange, un vocablo inglés utilizado para identificar un vino de buena cosecha y sabor. Se refiere a todo lo que se utilizó o creó en una época pasada y que vuelve a ponerse de moda, sin cambiarlo ni actualizarlo. Con el mismo aspecto y apariencia que tenía cuando se creó en su momento.

Esto sucede con los muebles, la ropa, el textil, y también en el diseño gráfico. Tanto, que en muchos casos lo más moderno y actual es lo que se utilizaba hace varias décadas. Claro está, tienen que estar en buen estado. En diseño, podemos hablar del diseño gráfico vintage cuando nos referimos a una creación que parece haberse realizado hace varias décadas, cinco o seis, e incluso más, pero que en realidad son de creación reciente. Bien con técnicas modernas, o utilizando otras propias de décadas pasadas.

Diseño gráfico vintage: cómo identificarlo

En general, identificar un diseño gráfico vintage es bastante sencillo. Tiene varios elementos que claramente se perciben como de otra época. Así sucede en los colores, el tipo de letra, los fondos de las imágenes, las texturas utilizadas, etc. Quizá donde más se utiliza es en los logotipos de empresas, marcas y productos. Los que utilizan el diseño gráfico vintage se caracterizan por tener líneas sencillas y simples, de gran limpieza, y renunciar a elementos superfluos.

Diseño gráfico vintage

Además, suelen tener los bordes muy destacados y poco coloridos. Presentan un aspecto clásico, que a veces incluye elementos con el mismo aire de diseño que tenían los de mediados del siglo XX. Concretamente, una representación gráfica de la marca o empresa, lo que se conoce como imagotipo.  Son inconfundibles, y dan mucha fuerza a la imagen de una marca. Sus aires clásicos inspiran confianza y aportan tranquilidad, reflejando perfectamente la esencia de lo vintage.

Colores y tipografías en diseño gráfico vintage

Además de los logotipos, el diseño gráfico vintage puede utilizarse para crear otro tipo de elementos. Pero, como sucede con todas las tendencias, empleará unos elementos determinados. Sobre todo, en el caso de los colores y las tipografías.

Los tonos que se utilizan en este estilo de diseño no son muy variados. Generalmente se emplean los que estaban de moda en los años en los que se quiere inspirar el diseño. Décadas atrás, la impresión a color era bastante cara, por lo que lo habitual era utilizar dos o tres colores aparte del negro de las letras. Era raro encontrar diseños con más colorido.

En cuanto al tipo de tonos utilizados en el diseño gráfico vintage, no suelen ser fuertes. Habitualmente se emplean los colores pastel y los tonos más pálidos, que contrastan con el negro de bordes y letras.

Diseño gráfico vintage

Otro de los elementos con más peso en el diseño gráfico vintage es la tipografía. Los textos tienen mucha fuerza y presencia en los diseños retro, en parte por su apariencia.

El diseño vintage no solo juega con el tipo de letra, sino que le da un papel fundamental a lo escrito. Para ello se selecciona cuidadosamente la ubicación de los textos en los diseños. Además, en ocasiones se pueden adornar las letras con trazos adicionales y detalles ornamentales. Justo como se hacía varias décadas atrás, o en determinados estilos de caligrafía.

Texturas y fondos

Las texturas son otros de los elementos que más se cuidan en el diseño gráfico vintage. Eso sí, siempre como acompañamiento del diseño principal, que en el estilo vintage tiene todo el protagonismo. De otra manera, el foco pasaría a estar en un elemento secundario, que acompaña al diseño principal y lo complementa, pero que no debe contar con un papel protagonista.

Otro de los elementos habituales en este estilo son los fondos con ruido. Se trata de un recurso que completa el aire retro de los diseños creados para que se parezcan a los realizados hace varias décadas. Eso sí, el ruido en este caso es aconsejable que sea muy suave. De otra manera, resultará estridente y deslucirá el conjunto.

Como sucede con todos los estilos y tendencias de diseño, lo más recomendable para dominar todas sus técnicas y conocer a fondo los elementos que se utilizan, es estudiar y formarse en diseño gráfico de manera específica. Por ejemplo, con el Máster Online en Diseño Gráfico que imparte ESDESIGN en Barcelona. En él no solo aprenderás a dominar todas las técnicas propias del diseño gráfico vintage, sino también a saber seleccionar los elementos necesarios para crear un diseño con este estilo.