Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
17 de Marzo de 2020

Difícil escapar, nunca mejor dicho, del tema de la pandemia. Estos días estamos viendo bastantes infografías muy instructivas sobre el Coronavirus, su evolución y sus posibles soluciones. Me han gustado especialmente los de la página Information is Beautiful y los de este artículo del The Washington Post  que incluye simulaciones de contagios dependiendo de las medidas tomadas por los gobiernos.

Information is Beautiful 

Hoy, puede parecer un complemento más a las noticias que recibimos, pero vale la pena recordar cuando la infografía aún no existía como tal y algunos ejemplos de cómo se pudo usar para salvar vidas.

En 1854 se produjo en Londres el brote de cólera más violento de Inglaterra. Aproximadamente 700 personas fallecieron en el barrio de Soho en menos de una semana, en un área de apenas medio kilómetro de diámetro. Resultó que justo cerca de esa zona tenía la consulta un doctor llamado John Snow, y que ese médico llevaba tiempo usando mapas en sus artículos y exposiciones como ayuda a la hora de argumentar sus hipótesis, por lo que aprovechó para comprar una mapa del barrio y, ayudado del párroco local Henry Whitehead, ir anotando en él las muertes que se habían producido por cólera en el mes de septiembre. Para ello recurrió al trabajo de campo, visitando uno por uno los edificios del área afectada, y ayudándose de los registros del hospital de Middlesex, a donde se trasladaban muchas de las víctimas.

Pinterest

El mapa recogía las defunciones medida que el número de decesos aumentaba y las representaba en el mapa como pequeños puntos negros. Con esta simple representación el mapa John Snow trasmitía un claro mensaje visual al conectar incidencia con concentración. El resultado fue clarificador: la mayor parte de las muertes se habían producido en las proximidades de Broad Street. De igual manera Snow geolocalizó sobre el mapa los pozos de agua, viéndose claramente como una gran cantidad de víctimas se concentraban en torno a la bomba de agua de Broad Street. Eso ayudó a detectar el foco e erradicar el cólera. Al año siguiente, Snow presentó al comité formado para investigar la epidemia una versión actualizada de su ya por entonces famoso mapa en el que contenía un añadido: una línea que delimitaba el área de servicio en torno al pozo de Broad Street. Más del 70% de las muertes por cólera durante el brote de 1854 se produjeron dentro de esta área de influencia, lo que reforzaba aún más si cabe la relación entre el agua contaminada y los casos de infección. Fue un importante avance y el del trabajo realizado por John Snow en Inglaterra rompió con los paradigmas existentes para la época, en pleno siglo XIX, creando las bases de la Epidemiología moderna.

Pinterest

Pero no hay que olvidar que algunos años antes, una mujer, la enfermera Florence Nightingale, había usado también los diagramas (parte de lo que hoy llamamos infografías) para cambiar por completo las curas de heridos, la disciplina de la enfermería y el propio diseño de los centros sanitarios.

Durante la Guerra de Crimea, presto servicio voluntario como enfermera en la base de operaciones británica en el cuartel de Selimiye en Scutari (actual distrito de Üsküdar, en Estambul), a la que arribaron en los primeros días de noviembre de 1854. Se encontraron con que los soldados heridos recibían tratamientos totalmente inadecuados por parte del sobrecargado equipo médico, mientras que la oficialidad era indiferente a esta situación. Los suministros médicos escaseaban, la higiene era pésima y las infecciones comunes y en muchos casos fatales. No se contaba con equipamiento apropiado para procesar los alimentos para los pacientes. Ella se paseaba de noche con su pequeña lámpara de aceite revisando el estado de los enfermos y anotándolo en su libreta. De ahí su sobrenombre de “La dama con la lámpara”. Si bien en aquel momento, no fue consciente del motivo principal de las muertes de los heridos, a su regreso a Londres comenzó a reunir pruebas para la Comisión Real para la Salud en el Ejército a fin de sustentar su posición de que los soldados fallecían a causa de las deplorables condiciones de vida en el hospital. Esta experiencia influyó decisivamente en su carrera posterior, llevándola a abogar por la importancia de mejorar las condiciones sanitarias hospitalarias. En consecuencia, ayudó a reducir las muertes en el ejército durante tiempos de paz y promovió el correcto diseño sanitario de los hospitales.

Pinterest

Nightingale demostró tener aptitudes para las matemáticas desde sus primeros años, y sobresalió en la materia bajo la tutela de su padre. Llegó a convertirse en una pionera en el uso de representaciones visuales de la información y en gráficos estadísticos. Entre otros utilizó el gráfico circular, cuyo primer desarrollo se debió a William Playfair en 1801, y que aún representaba una forma novedosa de presentar datos. De hecho, ha sido descrita como «una verdadera pionera en la representación gráfica de datos estadísticos», y se le atribuye el desarrollo de una forma de gráfico circular hoy conocida como diagrama de área polar, o como diagrama de la rosa de Nightingale, equivalente a un moderno histograma circular, a fin de ilustrar las causas de la mortalidad de los soldados en el hospital militar que dirigía. Hizo un uso intensivo de este tipo de gráficos en sus informes ante los miembros del parlamento británico y ante funcionarios civiles, con el propósito de demostrar la magnitud del desastre sanitario en la sanidad del ejército durante la Guerra de Crimea, y de facilitar la comprensión de los hechos a quienes pudiesen tener dificultades en la comprensión de reportes estadísticos tradicionales.

Pinterest

Solo son unos pocos ejemplos de cómo el diseño, en este caso la visualización de datos, puede ayudar a mejorar la vida de las personas. Como diseñadores tenemos la oportunidad de colaborar en un cambio positivo, entonces, quizás, esta crisis que estamos sufriendo no habrá sido en balde.

Information is Beautiful