ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
19 de Mayo de 2020

Dentro del diseño urbano hay varias claves que siempre hay que tener en cuenta. Una de ellas es que hay que tener en cuenta que las personas que viven en la ciudad pasan buena parte del día moviéndose e interactuando entre ellos por sus calles y espacios abiertos. Por eso, los que se dedican al diseño urbano, una disciplina de gran importancia para la mejora y optimización del espacio en las urbes modernas, no solo tienen que tener en cuenta el diseño de calles y plazas. También tienen que ocuparse de la creación de espacios más amables y acogedores. Por ejemplo, del diseño de parques y jardines.

La presencia de parques y jardines en una ciudad mejora la calidad de vida de sus habitantes. Por eso, el diseño de parques y otros espacios similares deben incluirse en el diseño urbano. Es una de las razones de que esté casi siempre presente en todas las formaciones sobre urbanismo. 

En qué consiste el diseño de parques y jardines

Los profesionales dedicados al diseño de parques y jardines, a los que también se conoce como paisajistas, se encargan de idear, diseñar, programar y planificar la decoración de un espacio urbano destinado a ser parque y/o jardín. Para ello, es necesario no solo tener conocimientos sobre decoración de dichos espacios, sino que también hay que tenerlos de jardinería y también sobre plantas, flores y árboles.

Además, es necesario saber el mantenimiento que requerirán los jardines diseñados. Esto se debe a que los ayuntamientos, que son quienes se encargarán de los parques y jardines que sean públicos, deberán tener previsto el personal y materiales que necesitan para su mantenimiento. En el caso de los parques privados, es necesario poner en conocimiento de los propietarios las necesidades que tendrán en cuanto a mantenimiento.

Para el diseño de parques y jardines hay que tener en cuenta muchos aspectos. Por ejemplo, su situación, y los espacios de los que se dispondrá para diseñarlo. También si hay elementos que se puedan aprovechar en el diseño para darle más riqueza o vida, y para integrarlos en el entorno. Es de especial importancia el diseño de parques y jardines con gran cantidad de vegetación, sobre todo en entornos urbanos muy congestionados. Esto se debe a que, además de un espacio de esparcimiento, los parques y los jardines sirven también de pulmones donde respirar un aire de mejor calidad.

Pero el diseño de parques y jardines va mucho más allá, porque también se ocupa de la distribución de otros elementos en ellos. Por ejemplo, de diversos elementos arquitectónicos, y también de mobiliario, como bancos y farolas. Todo debe guardar cierta armonía, de manera que quede concebido como parte de un mismo todo. Incluso las zonas diseñadas para los juegos infantiles, el esparcimiento de mascotas, o el aparcamiento de bicicletas, tienen que tener un estilo y un diseño que funcione como nexo de unión entre ellos, identificándolos como elementos de un mismo espacio.

Claves del paisajismo

Para que el diseño de parques y jardines sea eficaz, hay que tener en cuenta que los materiales que se vayan a utilizar para estos espacios deben ser resistentes al paso del tiempo y al efecto de la lluvia, el calor y los contrastes de temperatura. Es decir, a la intemperie. Por eso, en diseño de parques y jardines se utilizan elementos como el hormigón y la piedra.

La habilidad del diseñador de estos espacios es clave para desarrollar entornos en los que suelos, bancos, jardineras, escaleras, pasarelas y otros elementos fabricados con ellos se integren con el resto de elementos. Pero, además, deben cuadrar en un entorno diseñado para ser cómodo, acogedor, interesante y atractivo.

Además, el diseño de parques y jardines debe tener en cuenta que han de ser espacios bien iluminados, tanto de día como de noche. Para ello, hay que estudiar estratégicamente la posición de farolas y elementos emisores de luz.

La luz en el diseño de parques y jardines también cumple otros cometidos. Por ejemplo, se puede utilizar para mejorar el nivel de integración del espacio con su entorno, y para dar más protagonismo a ciertos elementos que haya en ellos. Así, iluminando ciertos elementos se consigue que destaquen sobre el resto de espacios del parque o el jardín.

La iluminación también juega un papel muy importante en puntos en los que haya cruces de peatones o bicicletas. También en los espacios en los que se instalen juegos infantiles. En todos ellos deberá potenciarse, de forma que no haya accidentes o choques por falta de luz en ningún momento.

El diseño de parques y jardines también implica contar con ciertos conocimientos de botánica. Son imprescindibles para seleccionar las flores y plantas que se pondrán en ellas, en función de diversos aspectos. Por ejemplo, el clima, el nivel de riego, o la estacionalidad. Estas claves, son, entre otras, la base para que el diseño de parques y jardines sea exitoso tanto en el momento en que se crean como después, durante su mantenimiento.