ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
22 de Marzo de 2019

Por eso, quien quiera tener esta profesión, debe ser alguien bien formado y con conocimientos multidisciplinares.

Consejos para un diseñador de packaging:

Primero sé arquitectónico, luego creativo. Pero no restes importancia a ninguno.

Es de vital importancia que no se le reste valor a ninguno de estos dos aspectos por culpa del otro. Un buen diseñador de packaging sabrá que ambos han de cuidarse. Obviamente, un envase de cualquier tipo debe ser primeramente correcto a nivel arquitectónico y de forma. Debe poder contener el producto y ser transportado. Eso no puede fallar. Después se ha de trabajar el aspecto creativo y publicitario.

Los mejores consejos para un diseñador de packaging

Utiliza materiales biodegradables y ecológicos

Utilizar plástico es lo fácil y lo esperado. Existen mejores opciones con las que no hay que seguir contaminando el planeta. El packaging es importante durante un tiempo: mientras cumple su función. El plástico no reciclable estará en la tierra demasiado tiempo como para ser la opción viable.

Debe llamar la atención, pero a la vez ser claro

Esto depende mucho del tipo de producto que contengan, pero por lo general, lo simple, ergonómico y sobre lo que se puede leer las instrucciones de uso, ingredientes y la marca también puede llamar la atención. No debe ser único, estrambótico y difícil. Solo llamativo y funcional para que las personas lo identifiquen rápidamente a la hora de la comprar y lo escojan entre otros, y tengan una buena experiencia con él tanto en el transporte como en el uso.

Los mejores consejos para un diseñador de packaging

Un buen diseñador de packaging aporta valor añadido al envase

El envase es, en primera instancia, un objeto de transporte, pero también lo es de almacenamiento. Puede, además, decorar e incluso ser reutilizado varias veces con otro propósito. Cuanto más tiempo se use el envase, más tiempo se verá el logo, el mensaje y, en definitiva, el producto será más publicitario. Es publicidad gratuita. Una botella puede reutilizarse o tener unas instrucciones para convertirla en un vaso. Una caja puede doblarse de tal forma que se transforme en un bolso o tener el diseño de una regla que recortar y utilizar. Hay muchas formas de darle más propósito de aquel primario para el que se creó. Además, sirve como forma de reciclaje en muchos casos. Algo que siempre debe buscarse.

Mostrar el producto siempre es la mejor opción

Los clientes quieren saber qué están comprando. Y si lo que se envasa es bueno y bonito, es ideal mostrarlo. Esto se puede hacer parcialmente y de forma ingeniosa. Creando dibujos o mostrando solo aquello que se desea. Un packaging con zonas transparentes siempre es más llamativo y da más seguridad. Se paga lo que se ve y el cliente no se siente engañado como con las fotografías alteradas. Un buen diseñador de packaging da confianza con su trabajo.

En ESdesign ofertamos un Máster en Diseño de Packaging e Identidad Visual porque una formación completa es el mejor complemento a una mente creativa y a una vocación por el diseño.