ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
17 de Abril de 2020

Cuando se aborda un proyecto de diseño de interiores hay que tener en cuenta muchos aspectos. Entre ellos, encontramos los materiales de interiorismo. Generalmente hay muchos que son básicos en casi cualquier proyecto: la pintura, el papel pintado, la madera, los azulejos o el parquet. Pero si no quieres que la estancia a reformar se remodele y decore con los mismos materiales que todas las demás, no te preocupes. Se pueden utilizar otra serie de componentes menos utilizados en estos proyectos, y en los que quizá no hayas pensado en un primer momento.

El hecho de que incluyas materiales poco habituales en interiorismo no quiere decir que tengas que dejar de lado los convencionales. Simplemente, implicará que utilizas más variedad de material. Eso sí, es conveniente saber integrar estos componentes inusuales de forma que queden bien con el resto de materiales, y con el entorno. Para acertar en muchos casos es necesario contar con formación específica en interiorismo. Puedes conseguirlo mediante estudios específicos, como el Máster Online en Diseño de Interiores de ESDESIGN. Eso sí, también hay que conocer qué materiales poco frecuentes puedes utilizar en interiorismo, y cuáles están más en boga.

Al diseñar un proyecto de interiorismo, hay materiales que puedes aprovechar para dar un toque de originalidad al espacio, pero también para mejorar sus posibilidades. Todo depende de lo que utilices, dónde, y con qué finalidad. Por tanto, hay que elegirlos cuidadosamente, teniendo en cuenta varios aspectos.

Para empezar, hay que valorar el tipo de vivienda o estancia a reformar, así como el estilo que se quiera seguir para su decoración. También hay que tener en cuenta otros condicionantes ajenos, como el clima en el que se encuentra. Ya hemos mencionado que los materiales que elijas tienen que quedar bien en conjunto. Pero, además, los materiales deben proporcionar acabados duraderos y de calidad. Por tanto, no es aconsejable utilizar materiales de interiorismo que, por su calidad, no sean bastante resistentes para integrar en un proyecto.

También hay que valorar los metros cuadrados que se vayan a redecorar. Más que nada porque hay materiales que no quedan igual de bien en espacios pequeños que en otros más amplios, debido a su composición y disposición. Es el caso de las baldosas. En espacios pequeños, las pequeñas suelen quedan peor, independientemente del material con el que estén fabricadas.

Otro aspecto a tener en cuenta, que cobra importancia cuando se concluye el proyecto, es el mantenimiento que habrá que dar a los materiales y elementos empleados. Evidentemente, a no ser que se disponga de mucho tiempo para ello, o se esté dispuesto, no es interesante optar por materiales de interiorismo que requieran excesivo mantenimiento.

Materiales que no se tienen en cuenta habitualmente en interiorismo

La madera, pese a ser un material muy utilizado, no se suele tener en cuenta para, por ejemplo, el revestimiento de paredes. No obstante, es uno de los materiales de interiorismo que aportará más bienestar en muros y estancias situadas en zonas húmedas. Además, les aportará calidez, algo que, si el clima es frío, también se agradece.

Otro de los materiales inusuales en decoración de interiores es el cristal de pavés, una especie de ladrillo de cristal, que también puede estar dispuesto en forma de bloques. Este deja pasar toda la luz ambiente a través de él, pero no permiten ver a través de ellos con total claridad. De esta forma, lo que aparece al otro lado queda borroso, y solo se ve clara su silueta.

Estas piezas de cristal tienen una cámara de aire en su interior y se pueden utilizar para hacer todo tipo de muretes de separación. Son especialmente útiles para separar ambientes en los que no sobra la luz natural, o en los que se quiera crear una separación parcial. Por ejemplo, para crear mamparas de ducha o una despensa en la cocina.

También para los muebles

En algunos casos, y según el estilo de decoración que vayas a utilizar en cada proyecto, puedes optar por reciclar. Por ejemplo, con palés.

Los palés de madera se pueden reutilizar en muchos casos para fabricar diversos muebles. Por ejemplo, mesas de centro para salas de estar o salones. Especialmente, en estancias de estilo industrial, o rústico. Además, la creación de estos muebles es muy sencilla. Basta con acoplar los palés necesarios para que la mesa tenga la altura deseada, y superponerles un cristal para dotarla de una superficie plana. También pueden servir como base para sofás, colgadores de pared, etc.

Otro de los materiales de interiorismo poco habituales en muebles y decoración, pero cada vez más presente en multitud de proyectos, es el corcho. Es un elemento muy versátil, buen aislante y bastante flexible, que abre bastantes posibilidades para decoración. Desde cubrir una zona de la pared para llenarla de dibujos o fotografías, hasta construir muebles. En este último caso, hay quien ha elevado ya a los muebles de corcho a la categoría de muebles de diseño. Así, se han diseñado ya con corcho como material principal o único desde sillas hasta modelos de tumbonas o "chaise longue". Unos muebles que no por estar fabricados en corcho son menos resistentes que los fabricados en madera o metal.

La lista de materiales de interiorismo en los que es poco habitual que pienses cuando abordas un proyecto es infinita. Esto solo ha sido una pequeña muestra de los que puedes utilizar para hacer realidad tus proyectos con un toque de originalidad.