Jordi Blasi
Diseñador Industrial
05 de Noviembre de 2019

Durante la última edición del WWDC, celebrada el pasado mes de junio en California, Apple presentó la nueva versión del Mac Pro, su gama profesional de ordenadores de sobremesa que cuenta ahora con un procesador Intel Xeon de hasta 28 núcleos. Más allá de sus prestaciones y precio, su diseño fue uno de los aspectos más comentados, y podría suponer el establecimiento de un nuevo criterio para la definición formal de los productos de la empresa de Cupertino.

El Mac Pro 2019 da continuidad a la gama de ordenadores más potentes de Apple que, a diferencia de los iMac, históricamente se han caracterizado por disponer de una torre independiente de la pantalla; un hecho que les permite más posibilidades de configuración. Entre sus antecedentes encontramos al G3, de 1999, que tendría continuidad más adelante con los modelos G4, G5, hasta llegar a la primera generación de los Mac Pro de 2006.

 Nuevo Mac Pro 2019, presentado en la última edición del WWDC

En 2013, el ordenador se reformula completamente y adquiere un nuevo lenguaje formal. Un pequeño cilindro que condensa, en un espacio muy reducido, algunos de los componentes más potentes existentes por entonces en el mercado. Su forma sugiere algo distinto, completamente nuevo, con el que Apple pretendió cautivar a una parte del sector profesional con su ordenador más potente. Una nueva tipología formal que acertó en su plano simbólico y emocional pero no en los aspectos funcionales, y es que las reducidas dimensiones del aparato, obligaba a convertir en periféricos algunos de sus componentes.

El diseño del Mac Pro 2013, acusó importantes errores funcionales en su diseño. Imagen vía: art. Extreme Tech

El nuevo Mac Pro 2019 recurre de nuevo a la tipología tradicional en formato de torre, ideada a partir de una estructura de acero inoxidable que, extendiéndose desde las patas, crea unas asas en la parte superior. Este elemento se comporta como si fuera un marco, a partir del cual se encajan los componentes internos. A modo de funda, una carcasa de aluminio se desliza por ella, protegiendo su interior.

Del ordenador, destaca el sistema trasero de orificios ideado para la ventilación, con una apariencia tridimensional parecida a la de un rallador, que también encontramos en la nueva pantalla Pro Display XDR. Este elemento ayuda a dotar de una identidad compartida a ambos elementos. 

Mac Pro 2019, el último diseño de Apple, con Jony Ive y Marc Newson como responsables de diseño

El nuevo Mac Pro 2019 adquiere un lenguaje singular, de líneas rectas, estrictas, sin ninguna concesión a la curva. Una estética dura y agresiva que, unida a los excelentes materiales y acabados, posicionan muy bien al producto en la gama alta en la que se encuentra. Su lenguaje formal representa una evolución respecto al resto de productos de la marca, que mantienen, desde hace ya casi una década, el mismo criterio formal. 

El Mac Pro 2019 supone el último diseño de Apple con Jony Ive y Marc Newson como responsables de diseño de Apple. Durante el mes de junio, unos días después de la presentación del Mac Pro, Jony Ive anunció su despedida y la creación de LoveFrom, su propia agencia de diseño, a la que, unos días más tarde, anunciaría su integración Marc Newson.