ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
18 de Marzo de 2018

Pasado, presente y futuro del interiorismo en Barcelona

El pasado del interiorismo en Barcelona

La figura del diseñador de interiores no es nueva. Aunque es cierto que no siempre se denominaron así. No entraremos en la discusión acerca de lo que diferencia a un diseñador de interiores, un decorador y un artista. Pero sirva de introducción a lo que el interiorismo ha significado en el mundo del arte la reacción de Kilmt. El famoso autor de "El Beso", reñía a su mujer si pasaba de una habitación a otra de la casa sin ponerse ropa especialmente diseñada, por él, para cada cuarto.

Es decir, que el interiorismo y el arte siempre han ido de la mano. Así, el pasado del interiorismo en Barcelona no puede dejar de lado la influencia de grandes artistas como Gaudí. El afamado arquitecto diseñó muebles, decoró habitaciones y proyectó viviendas. El poso dejado por este gran creador puede verse en el exterior y en el interior de numerosos edificios de la ciudad.

Interiorismo en Barcelona: el presente

El presente, dicen los filósofos, no existe. Sin embargo, hay algunos grandes ejemplos del interiorismo en Barcelona que extienden sus ramas desde el pasado hasta nuestros días y que pueden visitarse mientras se toma una copa o se va de tiendas. Y es que los interioristas que diseñaron bares y tiendas en la década de los 80 han dejado en ellos su impronta. Daniel Freixes y Vicente Miranda diseñaron locales como el 33 y el Zsa Zsa.

Durante los últimos diez años, los locales barceloneses se han nutrido de diseñadores locales como Alfredo Arribas y Eduardo Samso, creadores del Velvet y el Network. Si en las décadas anteriores la base del diseño en Barcelona era el gusto por el detalle, en la actualidad se busca sorprender. Algo que cada vez resulta más difícil dado que el público ha estado expuesto a la evolución del diseño y, en ocasiones, se adelanta a los propios artistas.

Pasado, presente y futuro del interiorismo en Barcelona

El futuro del interiorismo en Barcelona

Afortunadamente, Barcelona sigue siendo una ciudad abierta, cosmopolita y permeable. Esas características ayudan a los diseñadores afincados aquí a percibir lo extraño como propio. Y es esa actitud abierta la que hace que el futuro del interiorismo en Barcelona sea brillante. El mundo que tiende a la globalización en todos los sentidos. Y una globalización real en el mundo del arte pasa por la integración.

Dentro de poco no se tratará tanto de innovar como de integrar y renovar. Hemos adoptado el espíritu minimalista japonés, pero no hemos mirado todavía la paleta de colores africana o el lujo excesivo de India. Barcelona sigue acogiendo a propios y extraño y será ese mestizaje tan propio de la ciudad lo que defina el interiorismo en Barcelona en el futuro. Si quieres estar preparado, te  recomendamos que te formes en diseño de interiores. Puedes empezar, por ejemplo, a estudiar nuestra oferta formativa.