Esther Rico
Área de Espacios
29 de Septiembre de 2020

Varios son los problemas para tener una vivienda digna, uno de ellos es el elevado coste asociado. La fabricación aditiva no es coste cero, pero si uno inferior tanto en términos económicos, sostenibles, merma de materiales. Es una alternativa a la construcción húmeda; si tomamos los ladrillos como punto de referencia nos daremos cuenta que para su producción hacen falta elevadas temperaturas y que después si seguimos su vida útil es difícil su reciclaje.

Personalmente creo en el binomio fabricación aditiva junto con material avanzado (imaginad una fórmula base que permitiera su adaptación local).

Regan Morton Photography- Community First Village y Josua Perez- Tabasco. ICON

 

La start up ICON lleva varias colaboraciones con entidades sin ánimo de lucro, poniendo a prueba su impresora 3d de casas.  En el 2018 buscaba proporcionar viviendas dignas de 44 m2, producidas gracias a la VULCAN y posteriormente VULCAN II y con New Story Charity y ÉCHALE en Tabasco México; tras 18 meses de planificación imprimieron las dos primeras viviendas de una comunidad de 50. Aquí el tema logístico más complejo fue el transporte de la impresora y condiciones meteorológicas a las que se enfrentaron incluyendo inundaciones del terreno sobre el que iban a trabajar. Dicho esto, están dando solución de vivienda a lugares remotos en los que no se podría construir de la manera convencional. Así esperan poder llevar el proyecto a El Salvador.

Regan Morton Photography- Community First Village y Josua Perez- Tabasco. ICON

 

A nivel nacional desarrollaron el centro de bienvenida Community Fist Village en Austin; esta comunidad aloja a gente sin hogar; en marzo 2020 llegaron las primeras unidades domésticas. En cada versión han conseguido mejorar los tiempos de ejecución. La impresión 3D nos es algo nuevo, pero sí su implantación normalizada en el mercado de la construcción.

Finalmente, una de las premisas de ICON es conseguir casas dignas accesibles para todos en todo el mundo. Un gran objetivo que debe bajarse y ejecutarse, pero quizás están en el camino. El proyecto en Tabasco México se encontró con problemas como los elementos, pero lo que ya llevaba incorporado era una construcción preparada para los seísmos.

Quizás pueda sorprender el poco espacio entre las casas, pero creo que, si pensamos en zonas que no llegan luz ni agua, quizás encontremos en un principio de eficiencia la razón para esta distribución más intensiva en espacio. Pero para mi lo importante es que sigan avanzando, tanto a nivel internacional como local.

Regan Morton Photography- Community First Village y Josua Perez- Tabasco. ICON