ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
27 de Marzo de 2020

Es muy posible que, si estás empezando en el mundo del diseño web, te hayas topado con el concepto wireframe. En este artículo, te explicamos en qué consiste.

Algunas veces, a la hora de desarrollar un sitio web, se piensa en omitir la etapa de estructura y avanzar directamente hasta cómo se verá la web. Esto es una mala idea, porque implica que se sobreentiende que, de este modo, el lanzamiento de la web será más rápido.

Primero, debemos saber exactamente qué es el wireframe. Para las empresas que buscan crear un sitio web, los wireframes son la base sobre la que comenzar a construir. Por lo general, se hace después de que la arquitectura de la web se haya determinado mediante un mapa del sitio o un diagrama de flujo de las páginas de la web, y antes de la fase de diseño creativo.

¿Qué es el wireframe?

Para aquellos que os preguntéis qué es el wireframe, diremos que es una forma de diseño web a nivel estructural. El wireframe se usa para diseñar el contenido y la funcionalidad de una web, que tiene en cuenta las necesidades y el buyer journey del usuario. Se suele usar al principio del proceso de desarrollo para establecer la estructura básica de una página web, antes de añadir el contenido y el diseño visual.

Los wireframes son diseños simples en blanco y negro que describen el tamaño específico y la ubicación de los elementos de la página, las características del sitio, las áreas de conversión y la navegación de su sitio web. No tienen color, opciones de fuente, logotipos o cualquier elemento de diseño real que impida centrarse únicamente en la estructura de un sitio.

Podríamos decir que el wireframe se parece mucho al plano de una casa, donde se puede ver fácilmente la ubicación estructural de sus elementos de fontanería, electricidad y otros elementos sin ningún tratamiento de diseño de interiores.

¿Cómo ayuda el wireframe a mejorar el diseño gráfico?

Para empezar, a la hora de preguntarse qué es el wireframe y cómo beneficia al diseño, hay que tener en cuenta que es mucho más sencillo adaptar un diseño estructural, por decirlo así, que un mock-up.

Es más rápido y económico revisar y modificar la estructura de las páginas clave en un formato de wireframe. La repetición del desarrollo de los wireframes a una versión final permitirá al cliente y al equipo de diseño realizar una página que satisfaga las necesidades de sus usuarios, cumpliendo con los objetivos clave del negocio y del proyecto.

El wireframe ayuda a mostrar la arquitectura de la web

Un mapa del sitio puede ser un poco abstracto, especialmente si se trata de uno grande. Convertir el mapa del sitio en wireframe inicia el primer proceso visual real para un proyecto. El wireframe convierte la naturaleza abstracta de un diagrama de flujo en algo real y tangible sin distracciones. Este paso asegura que todos los elementos estén en la misma página.

El wireframe permite definir las características del sitio web

Este tipo de diseño permite saber al cliente exactamente cuáles son las características técnicas que debe tener en cuenta, y cómo van a funcionar en su web. Además, también le dice dónde se colocará cada uno de los elementos.

A veces, el cliente puede optar por eliminar una función una vez que está configurada en wireframe, debido a que simplemente no va acorde con los objetivos de su sitio. Ver las características sin ninguna influencia creativa permite al cliente enfocarse en otros aspectos igualmente importantes del proyecto, y aclarar cualquier expectativa sobre cómo se colocarán los elementos.

El wireframe pone la usabilidad en primer lugar

Este es uno de los motivos más importantes que responde a qué es el wireframe. Es el modo de priorizar la usabilidad sobre todos los demás elementos, ya que permite verlos de forma transparente.

Obliga a analizar objetivamente la facilidad de uso de un sitio web, las rutas de conversión, el nombre de los enlaces, la ubicación de los menús, y la ubicación de las diversas funciones. También puede indicar fallos en la arquitectura de la web o cómo puede funcionar una característica específica. Y esto es una gran herramienta.

El wireframe indica la facilidad de actualización

Para los clientes que quieren una web en la que el contenido se actualice de forma habitual, este punto es especialmente importante. Un wireframe identificará cómo tolerará la web ese crecimiento.

Por ejemplo, si solo tienes diez productos en este momento, pero en seis meses puedes tener 100, necesitarás que la web pueda albergarlos sin que afecte al diseño, la arquitectura del sitio, o la usabilidad.

El wireframe ayuda a que el proceso de diseño sea iterativo

En lugar de intentar combinar la funcionalidad y el diseño con los aspectos creativos y las características de marca del sitio web en un solo paso, los wireframes aseguran que estos elementos se incorporen uno a uno. Esto permite a los clientes (y otros miembros del equipo) hacer valoraciones al principio del proceso.

Omitir los wireframes retrasa esta retroalimentación, y aumenta los costes de realizar cambios.

A modo de conclusión, el wireframe debe usarse al principio de un proyecto para obtener la aprobación del cliente en el diseño de las páginas clave y la navegación. Esto proporcionará al equipo, concretamente a los diseñadores, confianza para avanzar. Con ello, también ahorrarás mucho tiempo y dinero.