ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
15 de Abril de 2020

Las ciudades son entes que requieren que el espacio urbano tenga una personalidad bien definida, y esto es algo que consigue el diseño urbano

El urbanismo hace que el espacio urbano disponga de todos aquellos medios, tanto funcionales como estéticos, que pueden necesitar sus ciudadanos. La meta del diseño urbano es hacer más fácil la vida de las personas que la habitan, satisfaciendo todas sus necesidades.

Al hablar de espacio urbano nos referimos a esos espacios que las personas utilizan de forma habitual, como las calles o los parques.

¿Qué factores influyen en el diseño del espacio urbano?

A la hora de diseñar el espacio urbano es necesario tener en cuenta aspectos fundamentales para hacer más cómoda y fácil la vida de quienes viven en la ciudad. A continuación, te dejamos algunos de los factores sin los cuales el diseño de las ciudades no podría realizarse adecuadamente.

Analizar el entorno en el que se encuentra

Para realizar un buen diseño de un espacio urbano es fundamental establecer las comodidades básicas que tendrá ese lugar para que los habitantes de la ciudad puedan hacer su vida tranquilamente. Es un trabajo muy difícil, ya que hay muchísimas variantes a considerar para conseguir un aprovechamiento óptimo de la urbe.

Al mismo tiempo, las comodidades de las que hablamos vienen determinadas por otros factores, como el mismo paisaje urbano, la seguridad, las condiciones de acústica, o incluso las condiciones térmicas del lugar. Estos, entre otros condicionantes, están íntimamente relacionados unos con otros de manera que alterar uno puede crear una reacción en cadena.

La escala urbana

Algunas cosas a considerar en este apartado son la altura de los edificios y la separación entre ellos. Otra cuestión es la proporción que tienen las calles, ya que de esta forma se puede planear cómo colocar árboles o jardines, por ejemplo.

Es importante que los espacios en los que no hay edificaciones tengan en cuenta la frecuencia con la que las personas los visitarán, así como a qué se dedicarán cuando lo hagan. Igualmente, debemos pensar que, si tenemos más espacios sin edificar, la ciudad tendrá más oportunidades para el esparcimiento de los ciudadanos.

El paisaje del espacio urbano

Podemos encontrar muchos paisajes urbanos diferentes, desde al histórico al comercial, pasando por el monumental. Un factor muy importante en este caso es la estética que tiene el espacio urbano, ya que influye en la comodidad del mismo.

Al margen de lo atractivo que sea, es posible romper con la monotonía y diseñar un espacio urbano cómodo que incluya elementos atractivos a lo largo de todo el lugar. Eso sí, es elemental que esos elementos queden perfectamente integrados.

¿Cómo se diseña adecuadamente un espacio urbano?

Como ya hemos dicho anteriormente, lo que debe primar en el diseño urbano es que los usuarios de esa ciudad cuenten con todo lo que necesitan para hacer su vida normal. La gestión de redes de transporte, los suministros de energía, la creación de infraestructura, etc. Todas estas tareas requieren de planificación estratégica.

Por eso, los principios del diseño urbano son los siguientes. 

Focalizarse en las necesidades reales

El uso de los recursos de la ciudad debe estar bien planificado para que sea eficiente. La ciudad debe ser una entidad que evolucione, sí, pero la planificación de ese crecimiento y evolución debe estar bien realizada.

Tener claro cómo crear el espacio urbano

La planificación tiene que establecer criterios, pero también debe permitir la toma de decisiones. Todas las partes que intervengan en el diseño urbano deben tener muy claro cuáles son los mejores espacios que se pueden usar, según la actividad que se vaya a desarrollar en ellos.

Deben ser espacios estéticos

Una de las características que debe tener una ciudad es la funcionalidad, que permita a los ciudadanos vivir en ella con la comodidad necesaria. Pero también debe tenerse en cuenta la estética para que el ciudadano se sienta a gusto y en un entorno agradable.

Además, la belleza de una ciudad también puede influir mucho en su economía, al atraer a otras personas a ella.

La accesibilidad

Este es un punto clave a la hora de diseñar un espacio urbano. Las urbes deben ser lugares completamente accesibles para todos: parques, edificios y demás ubicaciones deben estar al alcance del ciudadano.

Además, es importante proyectar bien las calles y las carreteras para que los ciudadanos se muevan sin problema de un lado a otro. Un punto básico es que esas comunicaciones hagan que las distancias entre un punto y otro de la ciudad se reduzcan al máximo.

Una ciudad sin servicios no es nada

¿Te imaginas vivir en una ciudad que no tenga supermercados o comisaría? ¿O parques?

El espacio en el que vives tiene que contar con todos los servicios que puedas necesitar para hacer tu vida normal. Esos servicios tienen que estar perfectamente planificados a la hora de hacer el diseño urbano.

El ciudadano debe saber perfectamente cómo encontrar lo que necesita

Si no somos capaces de encontrar lo que buscamos dentro de la ciudad, entonces no será una ciudad accesible. Es por esa razón por la que es fundamental que el diseño urbano contemple también la manera de la que las personas entienden cómo funciona el espacio.

A modo de conclusión

El diseño de espacios urbanos es un campo multidisciplinar que utiliza los procedimientos y los elementos de la arquitectura y otras profesiones relacionadas, incluyendo el diseño del paisaje, la planificación urbana, la ingeniería civil y la ingeniería municipal. El diseño urbano exige una comprensión de una amplia gama de temas, desde geografía física hasta ciencias sociales, y una apreciación de las disciplinas, como el desarrollo inmobiliario, la economía urbana, la economía política y la teoría social.

Su misión es crear ciudades inclusivas que protejan los bienes comunes, garanticen el acceso equitativo, y la distribución de los bienes públicos.