Esther Rico
Área de Espacios
20 de Octubre de 2020

Solo con una mirada transversal que tenga en cuenta una visión más amplia lo conseguiremos. No es un camino fácil de recorrer, porque a corto plazo puede implicar cambiar nuestros hábitos, un coste adicional,….si además queremos que sea estético, cosa que podría parecerles a algunos un mal menor. Pero y si esa fuera una de las claves para que funcionara: además de ser funcional, yo diría es vital que sea visual.  Es decir, podría dedicar el post a las Passivhaus y es necesario que pensemos en construir con eficiencia térmica, aislamiento; pero si al diseñar hogares, espacios, muebles con la excusa de que son visualmente atractivos llegaran a más personas y convertir a aquellas que no crean o no estén tan preocupadas por el cambio climático.

Merwede-Okra y Bura Urbanism

 

Un ejemplo de ello podría ser el techo de Marjan Van Aubel para el pabellón de los Países Bajos para la Expo 2020 Dubai (trasladada al 2021 por el covid); tanto este proyecto como el de Current Window, puede implicar aumentar la capacidad de captación fotovoltaica, no tan solo a cubiertas, sino como si construyéramos catedrales góticas 2.0; además de crear un interior tamizado permita captar energía eléctrica. En el proyecto de Current Table, incluso permitía la fotosíntesis con luz indirecta, como la que puede haber en una cocina. No solo se trata de construir de manera eficiente, sino que además creemos espacios que sean lo más autosuficientes, responsables posibles.

Marjan van Aubel

StoneCycling

 

Por otra parte, también podemos cambiar la manera de construir, habitualmente con el ladrillo. Hace poco dediqué un post a la construcción fabricación aditiva. No tiene porque ser la única manera (evita las mermas de producto, construir con material local, a medida). Pero para aquellos para los que no esté disponible la tecnología (implica trasladar las grandes” impresoras 3d” casi como grúas y eso también tiene huella), otra posibilidad sería la fabricación de ladrillos a partir de reciclar otros ladrillos o a partir de otro material de desecho. No se trataría de importar el material sino de evitar las altas temperaturas para fraguarlos y utilizar algún material local de desecho.

Dutch Pavillion V8-Architects

 

Tras la pandemia nuestra necesidad de naturaleza se ha hecho más patente. Si desplazarse no es posible por la pandemia, pero también por el alto impacto al medio ambiente, tal vez la solución sea traer la naturaleza más cerca de nosotros; sin cercarla sino abriendo corredores de verde, para insectos, aves, animales puedan colonizar nuestras ciudades. Va más allá de carriles bicis y peatonalizar sino diseñar ecosistemas urbanos en los que la naturaleza tome el protagonismo y nuestras necesidades movilidad queden cubiertas.

Marjan van Aubel