Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
18 de Noviembre de 2019

Desde que hace unas semanas Valencia fuera designada como capital mundial del diseño en 2022 por la Organización de Diseño internacional, parece que las buenas noticias sobre la ciudad y su diseño no cesan. Hace unos pocos días se anunciaba que el Ayuntamiento de València crearía un Consejo de diseño que, previsiblemente, se pondrá en funcionamiento en el año 2021. Fruto de las inquietudes del Ayuntamiento de València por armonizar el actual paisaje urbano de la ciudad. El Consejo, se encargará de armonizar el paisaje urbano y el espacio público de la ciudad, así como de proponer y asesorar en materia de diseño con el fin de unificar los criterios gráficos y visuales de la institución y, consecuentemente, mejorar la calidad de vida de la población. Unifican así dos campos que siempre deberían ir unidos, el diseño del espacio público y la comunicación. Es interesante, en Barcelona, por ejemplo, hay dos Consejos independientes para estas funciones desde hace ya mucho tiempo, en el caso del Paisaje Urbano. Las interrelaciones entre arquitectura, urbanismo y comunicación creo que pueden dar buenos resultados.

La semana pasada se daban a conocer los Premios Nacionales de Diseño a empresa y profesional. Ambos han recaído en la Comunidad Valenciana. En cuanto a empresa, Point S.L. de Alicante, es una empresa familiar creada en 1920 del sector del mobiliario. El jurado ha valorado su desarrollo ascendente continuado y sostenible tanto a nivel cualitativo como cuantitativo, con una estrategia empresarial muy orientada a la internacionalización, lo que ha contribuido a difundir y consolidar el ecosistema del diseño dándole visibilidad a nivel internacional. Con una filosofía de consumo responsable y voluntad de reducir el impacto ambiental en todos los ámbitos de la empresa, destaca su compromiso en interconectar artesanía y tradición con diseño e innovación, manteniendo su fidelidad a los materiales naturales y con un elevado reconocimiento a sus diseñadores. Trabaja principalmente con diseñadores locales y materiales certificados.

Point SL - ADCV

 

En cuanto al profesional, la ganadora es la valenciana Marisa Gallén Jaime. El jurado ha destacado la coherencia de su trayectoria profesional, desde la fundación de La Nave, que supuso una revolución el mundo del diseño, hasta su trabajo actual y también su actividad asociativa y su implicación cultural transmitiendo a la sociedad los valores del diseño son un referente de compromiso en la mejora de la calidad de vida. Gallén estuvo ya en el estudio La Nave de donde han salido grandes profesionales como Daniel Nebot o el tristemente desaparecido Paco Bascuñan. Ella era una diseñadora en tiempos donde no era habitual. Y aún hoy sigue trabajando en el diseño gráfico con una mezcla de frescura, color y eficacia muy interesante. También ha estado implicada desde el inicio en la candidatura de Valencia como Capital del Diseño, junto a Xavi Calvo y Pau Rausell, lo mismo que la empresa Point. Intuyo que ese ha sido un motivo más para que este premio.

Marisa Gallén con su socia Carmina Ibáñez - ADCV

 

También supimos que el ilustrador Paco Giménez había sido el ganador el Premio Nacional de Ilustración. Su trabajo se centra en el sector infantil y juvenil, con ilustraciones para cuentos y novelas, materiales curriculares, juegos y cuadernos didácticos, historietas, carteles, exposiciones, mesas redondas, conferencias, talleres y encuentros de animación lectora en centros escolares y bibliotecas, etc.

Paco Giménez - ADCV

 

Pero no creamos que esto viene de ahora. Valencia y su zona de influencia hace años que está trabajando mucho y bien respecto al Diseño. Editoriales como Campgràfic o Gràffica, acontecimientos como La Feria Habitat del Mueble y la iluminación y el salón paralelo Nude, el trabajo asociativo de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana (ADCV), la labor del IVAM por visibilizar el trabajo del diseño y la ilustración como una parte más del Arte Contemporáneo, el trabajo de memoria de la Fundación Josep Renau, etc.

Editores campgrafic - ADCV

Revista gráffica - ADCV

 

Podríamos caer en el error de entender Valencia como “la competencia” a Barcelona en cuanto a diseño. Creo que sería absurdo hacerlo. Son dos ciudades mediterráneas cercanas, con vínculos culturales, lingüísticos y sociales muy fuertes, también con sus características propias que las hacen especiales. Lo inteligente sería crear complicidades, colaboraciones y sinergias para generar entre ambas un polo de atracción respecto al diseño y la comunicación. El eje del Mediterráneo no solo debe ser para mercancías y negocios, también lo podemos usar para crear redes y hermandades entre ciudades.

Feria Habitat - ADCV