Esther Rico
Área de Espacios
05 de Junio de 2020

Imaginad por un momento que el futuro lo construyéramos mezclando arte, naturaleza y sabiduría ancestral todo ello aderezado con tecnología punta. Si coexistiéramos en perfecta armonía con la naturaleza quizás dejarían de ser necesario tener un día para la sostenibilidad, circularidad, regeneración. Aún nos queda un largo recorrido, pero el Sferik Museion en Azulik Uh May (parte de la fundación Enchanting Transformation) nos puede servir de inspiración.

Entre sus objetivos están reunir a los mejores artistas visuales y conectarlos con las comunidades locales, enlazar la innovación con la tradición y lo local. Proteger la naturaleza, como el proyecto de un parque Natural conservando árboles de más de 300 años y a la vez construyendo.

 

Algunos podéis pensar que se trata de algo contradictorio, pero la manera de edificar para ellos implica respetar la naturaleza preexistente, adaptando el edificio a los árboles, sin talar ningún de ellos. Permitiendo el desarrollo, pero conservando la selva en el estado previo a nuestra llegada.  Eso da lugar a formas orgánicas y no a un plan preestablecido, lo cual debe dificultar enormemente la gestión, pero el resultado final es brutal, cuanto menos.

Formas antropomórficas, sustituyen a las lineales. Materiales atípicos se combinan con otros tradicionales como en el caso de la cúpula realizada con hormigón y bejuco, planta cuyos tallos tradicionalmente se utilizan para textil y aquí se ha trasladado al interiorismo.  La secuencia de Fibonacci explicaría la planta de este museo, replicando la naturaleza. Puentes colgantes parecen trenzar los caminos que conectan las diferentes salas. Ha sido diseñado para preservar y abrazar el ecosistema en el que se encuentra, según palabras de su fundador.

 

Espacios oníricos, con aberturas a cielo abierto que crean un juego de sombras y luces. No tan solo conectan interior con exterior sino a un entorno de múltiples dimensiones.

Pero no se trata solo de mirar hacía atrás con nostalgia sino también hacía delante; como por ejemplo con su proyecto de implementar energía solar en la península de Yucatán para dar solución a las necesidades, mejorando la calidad de vida de la comunidad local y del planeta.

Quiero cerrar el post con una cita de Azulik, proyecto que engloba tanto el museo como un complejo de villas eco, situadas en Tulum: "Las posibilidades de la imaginación son infinitas, y su materialización depende de salir de la convención y desafiar los límites. En los proyectos que imaginamos y creamos la naturaleza siempre es protagonista y guía las estructuras que nacen imitándola para fundirse con ella, la irregularidad indómita y al mismo tiempo armoniosa y perfecta".

Enchanting Transformation