ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
09 de Noviembre de 2018

Los concursos de diseño gráfico son la excusa perfecta para crear algo, primeramente. En caso de ganar se lleva uno un premio y se da uno a conocer. Por eso nunca se pierde realmente. Se acabará con una nuevo diseño más. Y eso es trabajo hecho que puede servir.

4 consejos para arrasar en concursos de diseño gráfico

concursos de diseño gráfico

Leer las bases detenidamente

Puede parecer que no es un consejo real, que es más que evidente que hay que leer las bases de los concursos de diseño gráfico, pero cualquier jurado  acaba comentando, entre risas, que a los concursos se presenta cualquier cosa y de cualquier modo. Y, aunque sea una pequeño fallo, puede ser el motivo de una descalificación. Y, por lo menos, de quedar como poco profesional al no haberse parado un momento a leer las especificaciones del concurso. Haz caso al tipo de archivo que piden y cualquier otro apunte. No son peticiones, son obligaciones. Hay que tomárselo como tal.

Investigar el certamen

Documentarse sobre el jurado, previos ganadores y toda la historia de este puede dar pistas sobre cómo enfocar el diseño. Todas estas cosas suelen estar públicas y cualquiera lo puede hacer. Pero no todos lo hacen. Solo aquellos que verdaderamente tienen ganas de ganar. De igual forma, no tienes por qué seguir la línea de las cosas que ya han ganado, también puedes ir en dirección opuesta. Para romper con lo canónico y así ganar cualquier concursos de diseño gráfico.

No quedarse con la primera idea que viene a la mente

Ese momento en el que llega una idea por arte de magia puede confundirnos y hacernos creer que es la mejor. La indicada. Porque ha llegado de la nada, como un rayo y la hemos boceteado en alguna app para no olvidarla. Lo normal es que no sea tan buena por ser la primera. El cerebro suele hacer procesos para llegar a esa idea de forma rápida, con las conexiones más cercanas, por así decirlo. Por eso, puede que esa idea también la tengan otros. Suele ser la más vaga. Por eso, hay que intentar sacar muchas más ideas. No tiene por qué desecharse del todo. Siempre hay que intentar quedarse con algo que nos haya servido, sobre todo si nos ha gustado tanto que ya hemos empezado a trabajar con ella.

concursos de diseño gráfico

Darle una vuelta a ese diseño ya terminado

Llevas mucho tiempo delante del ordenador. Ya has creado el diseño y está terminado. Te gusta. Pero, quizá, podrías hacerlo mejor. Ser más original.
Es el momento de analizarlo. Compararlo. Y si hace falta, desecharlo y empezar de nuevo o parcialmente. Si estás decidido a ganar no te costará tanto. Altera el color, el tamaño, cambia la fuente si está. Prueba otro enfoque. Nunca te comprometas con un diseño al 100%. Siempre puedes hacer otro mejor. Casi siempre, podrás hacerlo hasta que se acabe el plazo. Por eso, puedes hacer variaciones de lo mismo y recibir feedback de otros compañeros de profesión y amigos. No solo pidas opinión, pide sugerencias.

Si quieres formalizar tus estudios de diseño gráfico, consulta el máster que ofrecemos en la Escuela de Diseño Superior de Barcelona. Así, podrás ganar cualquiera de los concursos de diseño gráfico.