ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
17 de Marzo de 2021

Internet es uno de los epicentros de nuestra vida cotidiana. Acceder a la web es ya una costumbre para una gran parte de la población. Bien desde el ordenador o desde un dispositivo móvil, es cada vez menos frecuente encontrar a alguien sin acceso a la red. Además, durante la pandemia, la web se ha convertido en prácticamente el único medio que muchas empresas han tenido para llegar a sus clientes.

Aquellas empresas que no contaban con página web se lanzaron a desarrollar una, y las que tenían, la optimizaron para dar respuesta a sus clientes. Por eso, la demanda de desarrolladores y diseñadores de páginas se encuentra en alza, y esta tendencia no parece que vaya a desaparecer. Por eso, estudiar diseño web y desarrollo conduce a una de las profesiones con más salidas en la actualidad. Pero esa no es la única razón para hacerlo. Aquí tienes varios motivos más para estudiar diseño web.

 

8 razones por las que deberías estudiar diseño y desarrollo web

 

¿Por qué estudiar diseño y desarrollo web?

Los motivos para estudiar diseño y desarrollo web son muy variados. Entre ellos, los principales son los siguientes:

1. Te gusta todo lo que tenga que ver con Internet. No solo implica que te guste navegar por la web. También tiene que interesarte como se crean webs y servicios online.

2. Si te gustaría crear páginas web y diseñarlas como salida profesional, estudiar diseño web es el paso que necesitas para pasar de aficionado a profesional. Además, los profesionales que se dedican a ello están entre los diez perfiles relacionados con el mundo digital más demandados en la actualidad.

3. Si te gusta imaginar y esbozar cómo será el aspecto de una página web y diseñar su funcionamiento, además de su maquetación y el tratamiento de sus elementos gráficos y multimedia.

4. Si eres aficionado al trabajo en equipo, porque un diseñador web debe trabajar en equipo con diversas áreas de diseño y desarrollo. También con los encargados de la redacción de los contenidos.

5. Debes estudiar desarrollo web si además tienes algunas cualidades innatas, que luego lo que aprendas potenciarán. Entre ellas una visión espacial, capacidad analítica, paciencia, dotes de observación y capacidades comunicativas.

6. Tienes preferencia por los trabajos dinámicos y huyes de la monotonía y los trabajos repetitivos. No hay dos páginas web iguales y, además, cada una necesita un paquete de funciones y herramientas distintas. Todas tienen generalmente la misma base, pero el desarrollo que parte de ella es único en cada caso. Además, la falta de monotonía hace que sea necesario dominar diversas técnicas. Esto te permitirá contar con una experiencia notable en la creación de webs en un tiempo relativamente corto.

7. Eres freelance y te gusta trabajar por tu cuenta. Esta cualidad está relacionada con la anterior, puesto que los freelances y trabajadores autónomos prefieren trabajos variados, con cierta versatilidad y posibilidad de trabajar sin necesidad de acudir a una oficina. Salvo para reuniones periódicas y entregas de proyectos.

8. Te gusta viajar y trabajar a distancia. Los puestos relacionados con el diseño y desarrollo web son algunos de los que permiten acceder al teletrabajo con más facilidad. Esto quiere decir que podrás realizar tu función desde cualquier parte. Incluso viajando a otros países. Solo necesitas un ordenador equipado y una buena conexión a Internet para trabajar.

¿Qué estudiar para ser diseñador web?

Pero ¿qué estudiar para ser diseñador web? Pues entre otras cosas, diversos lenguajes de programación y maquetación web. También usabilidad y nociones de diseño de interfaces y de diseño gráfico. Además, es necesario hacerse con los conocimientos de diseño web para conseguir una página que se adapte automáticamente tanto a su visualización en ordenador como en dispositivos móviles con pantallas de distintos tamaños.

Eso sí, tienes que tener claro que al estudiar diseño web para convertirte en diseñador y desarrollador, tendrás que formarte continuamente. Las tecnologías y lenguajes de desarrollo web evolucionan cada poco tiempo. Esto quiere decir que siempre hay que estar al día para conocer las últimas tendencias, e implica que tendrás que adoptar la formación continua a lo largo de tu vida laboral.

Por eso tienes que estar preparado para ir adaptándote a los cambios que surjan en tu futura profesión. Y ten en cuenta que, en esta, los cambios se producen con más rapidez que en otras. Cada pocos meses, habrá alguna nueva versión de un software o de un lenguaje. También puede que aparezca una nueva técnica de diseño. Además, no tienes que esperar a que todo esto llegue a ti. Tienes que contar con la curiosidad suficiente para estar informado e ir a buscar las novedades para adoptarlas lo antes posible y adelantarte a tu competencia.

También necesitas tener en cuenta que una página web no va a seguir igual durante mucho tiempo. Cada cierto tiempo hay que rediseñarla y renovarla para que esté a la última y vaya incorporando nuevos elementos, funciones y tecnologías. Por tanto, el diseño de una web, a no ser que tu cliente decida contratar los servicios de otra empresa de diseño o diseñador, será un trabajo recurrente cada cierto tiempo.

 

8 razones por las que deberías estudiar diseño y desarrollo web

 

Amplía tus salidas laborales

Estudiar diseño web es un paso para que en el futuro puedas ampliar tus salidas laborales con otras profesiones complementarias o relacionadas. Por ejemplo, puedes complementar el diseño web dedicándote también al SEO y al SEM. También al marketing digital. Esto puede estar directamente relacionado con las páginas que diseñes o desarrolles, y ofrecer estos y otros servicios como complementos junto con el mantenimiento de la página.

Otra de las profesiones que puedes desempeñar partiendo de una formación en diseño y desarrollo web es ser especialista en experiencia de usuario o en interfaces de usuario. La base, en muchos casos, la verás durante tu formación inicial. Luego solo tendrás que ampliar conocimientos periódicamente.

Por tanto, cuando te preguntes por qué estudiar desarrollo web y diseño, piensa que además de ser desarrollador, con lo que aprendas también contarás con herramientas para ampliar tus salidas laborales