Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
24 de Octubre de 2017

La época dorada del cartel ha pasado. Eso es una obviedad. Los canales de comunicación y publicidad se han multiplicado desde que Cassandre y compañía llenaran las paredes de “arte comercial”. Aún así su existencia es muy necesaria. El cartel es un soporte barato. Imprimir una pequeña serie está al alcance de muchos, no así pagar un circuito de soportes publicitarios como los OPIs o MUPIs. Colgarlos es gratis y no se está sujeto a ningún filtro. Muchas actividades culturales como la música o el teatro los llevan usando desde hace décadas.

Por otro lado en el cartel se suele producir una relación más directa entre cliente y diseñador. Lejos de estrategias de márquetin o de grandes agencias de publicidad, suele ser una expresión gráfica donde los diseñadores han innovado lenguajes y técnicas de impresión.

Por todo ello, la iniciativa de David Torrents y la empresa Marc Martí con la exposición “¡Esta pared es pública!”y acogida en el Disseny Hub Barcelona de la mano de BCD, es más que acertada. Con carteles de  Mario Eskenazi, Andreu Balius, TwoPoints.Net, Raúl Goñi, Ladyssenyadora, David Ricart y David Torrents & Jacqueline Molnár. La muestra quiere reivindicar también la importancia del cartel en una ciudad mediterránea como Barcelona, donde los mensajes de expresión colectiva son constantes en el ámbito urbano. La función del cartel en la calle sigue vigente y sobre todo en el contexto cultural y político actual.

Fotos de Lluís Pau: