ESDESIGN
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
27 de Diciembre de 2019

Si pretendemos que algo funcione bien y tenga éxito, es necesario realizar una cuidadosa planificación antes. Hay muchas cosas que hoy son parte de nuestra vida que comenzaron por un concepto, como el coche, la electricidad o los teléfonos móviles, todo ello imprescindible hoy para nosotros. Parte de refinar un concepto es elaborar un plan para su diseño, y ahí es donde entra en juego el diseño conceptual.

El diseño conceptual, más común de lo que podemos pensar

El diseño conceptual es utilizado por ingenieros y arquitectos todos los días, pero en realidad es una práctica que se puede utilizar en cualquier tipo de industria. Realmente, no es más que crear un concepto del producto que se realizará, y por eso es aplicable a cualquier ámbito en el que sea necesario utilizarlo. 

¿Qué es el diseño conceptual?

El diseño conceptual es la primera de las diferentes fases del proceso que conlleva crear un producto nuevo. No importa si se trata de la construcción de un edificio, la creación de un software o la fabricación de un dispositivo, es importante presentar un concepto global antes de continuar.

Si bien esta es la primera fase, la segunda es la del diseño de los esquemas, del bocetaje, podríamos decir. El diseño de conceptos requiere contar con un equipo que sea capaz de convencer al inversor de que el proyecto vale la pena, mientras que con los esquemas estaremos garantizando que el concepto como tal es factible de vender

Eso no significa que un equipo no sea capaz de determinar la viabilidad antes de intentar vender el concepto. De hecho, a menudo los equipos de diseño están trabajando desde una fase inicial del proyecto, y la etapa conceptual implica reunir información e investigar el mercado en el que se va a mover el producto en cuestión. Muchos planes de proyectos ahora combinan las fases de diseño conceptual y esquemático utilizando el término "concepto" para describir esta etapa del desarrollo del proyecto.

Comienzos con el resumen del proyecto

No importa realmente en qué ámbito y en qué industrias nos estemos moviendo. La cuestión es que, para comprender por completo el proceso de diseño de un producto, lo mejor es comenzar con un resumen que sea el origen todo. Los documentos de información describirán la necesidad que el nuevo producto resolverá, y también mostrará cuáles son los distintos requisitos del cliente.

En el caso de productos relacionados con la ingeniería este documento mostrará los objetivos del cliente para que sea una declaración de sus necesidades. En esta fase del proyecto, ni siquiera se ha decidido todavía si dicho proyecto cuenta con la justificación necesaria. Es el resumen ejecutivo el que proporciona toda la información básica y fundamental que se necesita para tomar la decisión y seguir adelante con el proyecto.

En el caso de que el proyecto lo esté realizando una empresa, el informe también puede explicar cuál es el papel de la misma en el esquema general del proyecto. El informe deberá tratar de demostrar cómo el proyecto mejorará los resultados del negocio o hará que ahorre dinero a largo plazo, por ejemplo. También podemos incluir un resumen explicando cómo encaja en la estrategia corporativa más amplia o explorar varias alternativas, como añadir un edificio que ya existe o ubicar la estructura a realizar en una parte diferente de la ciudad en el caso de que se trate de un proyecto de ingeniería.

Si fuese el caso, también podría explicar cómo podría mejorar la experiencia de cliente una aplicación móvil. Estas motivaciones forman parte del diseño conceptual.

La comprensión de los equipos de diseño conceptual

Tras la realización del resumen ejecutivo del proyecto hay que formar un equipo para revisar dicho documento y reunirse con el cliente para describir las expectativas. Este proceso puede variar mucho en tiempo y forma según la empresa que lo haga. El responsable del proyecto puede estar involucrado desde el principio o puede incorporarse al equipo después de que el proyecto haya sido aprobado. De cualquier manera, en la fase de diseño conceptual un equipo cualificado tiene la tarea de convertir el resumen del proyecto en un concepto que venda el proyecto a las partes interesadas. Por lo general, todos los involucrados en el diseño conceptual pueden ver que cuando al cliente le gusta lo que se le presenta, enseguida quieren ponerlo en marcha sin considerar aspectos importantes.

Nuestra labor es proporcionar a nuestros clientes toda la información que necesiten para tomar decisiones acertadas en las primeras fases del proyecto. Esto incluye que puedan comprender adecuadamente los objetivos y hacer que les quede muy claro el presupuesto y cuáles son los tiempos de respuesta posibles. Y muy importante: un buen equipo de diseño debe tomarse el tiempo necesario para comprender a la perfección cuál es la necesidad del cliente, a pesar de que éste quiera apresurar las cosas. No viene mal ser precavidos para evitar problemas futuros.

Aunque este es un término que pertenece a la ingeniería se puede aplicar a otros muchos sectores

No importa de qué tipo de negocio se trate. Aunque el diseño conceptual sea un término propio de la ingeniería, se puede aplicar a cualquier proyecto. Es importante porque sirve para generar ideas y desarrollar la creatividad. Si nuestro negocio está lanzando una nueva campaña de marketing, por ejemplo, podemos usar metodologías de diseño conceptual para plasmar la idea en palabras. Esto significa desarrollar un documento en el que se detalle la necesidad y cómo se tratará de satisfacer.

Los ingenieros también son conocidos por los métodos de diseño que realizan. Pasan mucho tiempo elaborando prototipos para construcciones y luego presentar esos dibujos al cliente. El cliente puede hacer sugerencias y cambios basados ​​en ellos. En lugar de un dibujo, nuestro proyecto podría tener un guion gráfico o un mapa que muestre los pasos exactos que planeamos seguir. Antes de comenzar a trabajar, nuestro equipo o clientes pueden echar un vistazo a estas maquetas y proporcionar feedback.

Las empresas necesitan profesionales capacitados para hacer diseño conceptual, y eso es lo que ponemos a tu disposición en ESDESIGN, la posibilidad de convertirte en profesional.