ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
05 de Agosto de 2020

Esta forma de animación es una técnica que se ha hecho muy popular en los últimos años, y que se ha visto impulsada de una forma muy potente por películas muy famosas, como Fantastic Mr. Fox o Pesadilla antes de Navidad, de Tim Burton, o series como Wallace y Gromit. Básicamente, esta manera de animar utiliza fotos fijas de objetos o de modelos sin animación, y se colocan juntas de forma que al reproducirlas todas a gran velocidad, proporcione una gran sensación de movimiento.

Si tomamos los ejemplos citados anteriormente, las escenas en la que los personajes participan se crean frame a frame, y los diseñadores mueven cada modelo centímetro a centímetro de forma que pueden simular movimiento, líneas de diálogo y expresiones faciales.

A pesar de que el trabajo de hacer películas con la técnica stop motion puede resultar tedioso y caro, las piezas resultantes son fáciles de crear y ejecutar como parte de una estrategia de vídeo.

Pero veamos un poco más sobre el stop motion, cómo funciona y cuáles son las formas más idóneas para su uso.

técnica del stop motion

¿En qué consiste la técnica stop motion?

Como hemos señalado antes, la técnica stop motion es un proceso para conseguir que los objetos inanimados cobren su propia vida. Esto se logra moviendo los modelos o elementos que son estáticos muy poco, un frame o foto cada vez. En realidad, la película resultante solo es la combinación de fotografías reproducidas a gran velocidad, de manera que se crea la ilusión de movimiento que vemos en pantalla.

Los primeros directores que usaron la técnica stop motion en la pantalla (la película se rodó en blanco y negro) fueron J. Stuart Blackton y Albert E. Smith, los fundadores de Vitagraph Studios. En Humpty Dumpty Circus, del año 1897, los angloamericanos usaron el stop motion para dar vida a los juguetes y criaturas imaginarias que aparecían en la película.

La velocidad y fluidez de una animación creada con stop motion depende de la cantidad de fotogramas y de los movimientos mínimos que sigas en cada frame. Por ejemplo, puedes hacer una animación con la técnica stop motion simple moviendo un objeto con solo unos pocos frames. Esto simulará el movimiento, pero no será nada natural, no se verá fluido. Si, por el contrario, utilizas el doble de fotogramas y haces que el objeto se mueva la mitad de cada fotograma que antes, la animación resultante será mucho más suave y natural.

Para que la velocidad de fotogramas coincida con la de una película normal, tu objetivo sería tomar 24 fotogramas por segundo de tiempo de pantalla. Sin embargo, para los videos de marketing simples que se pueden utilizar en las distintas redes sociales, puedes utilizar aproximadamente 15 frames por segundo. Con esa cantidad será suficiente para crear una imagen animada lo suficientemente suave. Además, ese aspecto animado desigual a veces puede hacer que las películas de stop motion sean un poco más divertidas y amenas.

¿Cómo podemos usar nosotros el stop motion?

En los últimos años hemos visto cómo los vídeos hechos con stop motion han salido de la pantalla para aplicarse a campañas de marketing. Los anuncios y cortos que hacen un gran uso de la técnica stop motion. Esto se debe a que las piezas más cortas hacen que usarlo sea más funcional y rentable.

Si bien los profesionales usan desde figuras de arcilla y modelos en miniatura hasta marionetas e incluso los robots, por lo general, tú necesitarás algo más sencillo. Una de las formas más útiles y versátiles de stop motion que puede usar en tus propios videos es crear una animación de tu producto o servicio.

técnica del stop motion

Incorporar personajes reales es una gran forma de realizar la técnica stop motion

Utilizar personas para hacer un vídeo de estas características es una técnica que se usa mucho. Basta con utilizar, por ejemplo, un fondo simple, con nubes y de color azul e incorporar un personaje real. De esta forma, podrás simular que está volando o cayendo en picado.

En este caso, las tomas se hacen desde arriba, mientras que el fondo está abajo. Esto hace que la persona pueda moverse de lado a lado y simular el vuelo mientras que pasan por encima del fondo.

Si este estilo de video funciona para ti, este podría ser un buen tipo de video stop motion para hacer. No obstante, lleva tiempo crear y mover los fondos alrededor de los actores para simular el movimiento a través del espacio.

Combinar efectos visuales con stop motion

Esta técnica es un poco más complicada, y probablemente, necesitarás medios técnicos bastante más complejos que para la técnica anterior.

Se trata de añadir a una persona dentro de un entorno creado con stop motion, añadiéndole a él mismo movimientos irregulares, como si se animase utilizando más frames. 

Este tipo de video probablemente también incorporará algunos efectos visuales, lo que aumenta el valor de producción y el coste del mismo. No obstante, es un gran recurso creativo. En un formato comercial, el uso de stop motion puede ayudarte a sobresalir entre la multitud, pero debido a que es una opción tan específica, debes asegurarte de que se ajuste al mensaje que quieres enviar.

Un mundo de opciones a tu disposición

Los vídeos creados con la técnica stop motion son piezas que se pueden aplicar al sector que quieras. Te permiten crear el contenido más adecuado para ti, sea lo que sea, gracias a su versatilidad.

No obstante, para poder crear buenas piezas es fundamental que cuentes con la formación adecuada si quieres convertirte en profesional.