ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
01 de Mayo de 2019

Pues es un medio en el que se busca lanzar un mensaje muy claro para persuadir al consumidor de que contrate un servicio o compre un producto. Conseguir esto sin una estrategia bien planteada y definida es francamente complicado.

La clave está en conocer al máximo al usuario al que nos dirigimos

Realmente, cuando hablamos de una estrategia de publicidad el campo es muy amplio, ya que en los últimos tiempos, a los ya tradicionales mass media como la televisión o la radio se ha sumado el entorno digital, siendo este el preferido por las marcas por la alta interacción de la publicidad con el usuario, sin contar con que hacer campañas publicitarios en los medios digitales es mucho más barato que hacerlo en prensa, por ejemplo.

Al existir tantos campos en los que trabajar se hace imprescindible conocer bien al usuario que habita cada uno de ellos, ya que si con nuestra publicidad nos dirigimos a quien no debemos, ese anuncio va a pasar completamente desapercibido. De ahí la importancia capital de realizar una buena segmentación, algo que es más fácil en el entorno digital.

¿Qué estrategias hay detrás de los anuncios?

Está claro que para ser capaces de crear un buen anuncio, sea en el medio que sea, es importante comprender el comportamiento y las características de cada persona en la medida de lo posible. Eso es algo en lo que la llamada psicología publicitaria tiene mucho que decir.

La principal estrategia que se sigue a la hora de crear una estrategia de publicidad es conseguir persuadir y convencer, tratando de ejercer la mayor influencia posible en la persona que va a visualizar ese anuncio.

Una de las estrategias fundamentales a la hora de crear un anuncio es lograr que el usuario al que va destinado reciba el mensaje que se pretende lanzar, condicionándole. Es por ese motivo por el que se crean eslóganes que son muy pegadizos y fáciles de recordar y se crea una imagen visual con la que se pueda asociar. La repetición también es una estrategia de publicidad, ya que a medida que vamos viendo y oyendo el mensaje, tarde o temprano, entra a formar parte de la vida del consumidor quedándose en su memoria.

Como decíamos antes, otra estrategia de la publicidad se basa en la persuasión para que un servicio o producto destaque sobre los demás. De esta forma, la estrategia consiste en mostrar las características y demostrar que son mejores que las de su competencia. Para esto es necesaria una gran dosis de creatividad.

También es esencial delimitar esos productos o servicios, es decir, buscar cuáles son los elementos demográficos como la cultura y los estilos de vida de las distintas personas a los que se dirige. Si no somos capaces de mostrar cómo encaja lo que ofrecemos en ellos, nuestra campaña va a fracasar seguro.

¿Por qué no descubrir cómo sacar el máximo de tus campañas de publicidad en nuestro Máster en Diseño Publicitario y Comunicación de marcas?