Jordi Blasi
Diseñador Industrial
10 de Octubre de 2018

 

La luna, el sol, la estrella, el color azul o los tres cabellos, son algunos de elementos del universo
simbólico de Joan Miró: elementos que descifrados, permiten comprender mejor algunas de sus
obras.
Al diseñar, damos forma a los objetos para que resuelvan una determinada función. Una función
que puede ser eminentemente práctica o resolutiva, en tanto que productos funcionales, pero
que puede albergar también una dimensión emocional. Y es allí cuando el universo semántico
adquiere notoriedad.
En 1984, Alessandro Mendini ideó el Mendinigrafo, una herramienta que parodiaba a las
aburridas plantillas de dibujo, incorporando en ella algunas de las formas recurrentes del autor.
Usarla implicaba asumir el lenguaje formal de Mendini, un hecho que pasados los años, nos
permitiría una lectura que va mucho más allá del divertimento del autor.
Nacido en el Cairo, aunque residente en Estados Unidos en la actualidad, Karim Rashid es uno
de los diseñadores industriales más prolíficos del momento. Presume de ser el autor de más de
3.000 productos y sus diseños, sinuosos y coloristas, a menudo aparentemente banales, recogen
también una determinada carga simbólica. Un recurso que ya utilizaron los egipcios en el
antiguo imperio y que Rashid incorpora en sus diseños como recurso para su definición formal.

 

Mendinigrafo de Alessandro Mendini, 1984

 

El universo simbólico de Karim Rashid