ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
26 de Octubre de 2020

En una ciudad o pueblo hay distintos espacios abiertos y públicos que recorren día tras día sus habitantes. Es más que probable que ninguno esté donde está, o tenga el estilo y formato que tiene por casualidad. En la práctica totalidad de los casos, antes de construirse y abrirse, se ha realizado un exhaustivo trabajo de diseño de espacios públicos para que cada uno de ellos no solo guarde cierta uniformidad con el espacio que le rodea. También para que cumpla con la función para la que se ha pensado. Esto sucede con todos los tipos de espacio público que se pueden encontrar en un entorno urbano. Sobre todo, en las zonas de nueva construcción.

Para desarrollar y diseñar estos espacios se cuenta habitualmente con el trabajo de un experto en diseño de espacios urbanos y arquitectónicos, que habitualmente dispone también de una formación en movilidad. Porque en una ciudad es imprescindible tener en cuenta cómo y por dónde transcurre el flujo de tráfico de vehículos y personas para al diseño de espacios. Con todo esto en mente, es posible diseñar cualquiera de los principales tipos de espacios urbanos, los que te mostramos a continuación.

Tipos de espacio público más comunes en ciudad: calles y aceras

Entre los tipos de espacio público -esto es, de lugares abiertos para que cualquier persona pueda pasar por ellos- que se encuentran de manera más habitual en los espacios urbanos están las calles y las aceras. Realmente, el segundo es una especie de subconjunto del primero, puesto que sin calles no pueden existir las aceras. Pero tienen la suficiente entidad como para que se las considere un espacio público como tal.

Las calles no son más que caminos o vías para poder desplazarse de un sitio a otro en una ciudad o un pueblo. Esto es, dentro de un espacio urbano; tanto a pie como en un vehículo. Además, una calle también sirve para dar acceso a los edificios que hay en sus dos lados. Esto en su parte superior, puesto que la zona que hay bajo ellas también cumple una función. Generalmente, en el subterráneo que hay bajo las calles se coloca e instalan las redes que llevan los suministros básicos a viviendas, locales y empresas. Entre estos suministros están la luz, el agua, el gas o el teléfono y la conexión a Internet. Eso sí, en algunas calles antiguas algunos de estos suministros, sobre todo la luz y el teléfono, se llevan mediante cables aéreos, sobre la calle.

 

tipos de espacio publico mas comunes en entornos urbanos

 

Las calles, que generalmente transcurren de manera lineal, pueden verse interrumpidas en su transcurso por otros espacios públicos, como las plazas y los parques. Además, en la mayoría de los casos cuentan con aceras a los lados para los peatones; al menos, en uno de sus lados. De esta manera, el espacio central de las calles queda para la circulación de vehículos.

En cuanto a las aceras, son superficies que, como hemos visto, están a lo largo de las calles, y sobre ellas circulan los peatones. Habitualmente están pavimentadas, bien con cemento pulido o con baldosas. Su diseño está pensado para que estén más altas que la calzada, aunque esto ha ido cambiando a lo largo de los años. En los últimos tiempos, su diseño tiene en cuenta la accesibilidad, y sus bordillos tienden a reducir su altura en sus extremos y algunos puntos para que las personas con algún tipo de discapacidad física puedan bajar o subir a ellas fácilmente. También se han popularizado en ciertas zonas los diseños de aceras al mismo nivel que la calzada, y con un aspecto idéntico al suyo. Se delimita, eso sí, una línea de separación entre acera y calzada.

Plazas y parques

Otros de los tipos de espacio público que se pueden encontrar con más frecuencia en un espacio urbano son las plazas y los parques. El primero de los dos es un espacio más amplio que las calles, descubierto y de diferentes tamaños, en el que se pueden realizar diversas actividades. Desde sentarse a descansar, hasta jugar en unos columpios. En una plaza también se puede, en función de cómo esté planteada y construida, disfrutar de ciertos espacios verdes.

Las plazas están concebidas dentro de los espacios urbanos como zonas de esparcimiento y encuentro de sus habitantes. Están destinadas únicamente a los peatones, y por su finalidad se las suele denominar salones urbanos. En las zonas urbanas pequeñas, como sucede en algunos pueblos, las plazas ocupan un puesto muy destacado y central en el espacio urbano. En algunos, incluso, el pueblo y sus viviendas se han desarrollado de forma que la o las plazas que hay en él ocupen un espacio central. Pueden incluso contar con estatuas o monumentos conmemorativos.

En ocasiones, algunos de los edificios principales, como el Ayuntamiento o la iglesia, suelen dar a una de estas plazas. Como resultado, las plazas se conciben como lugar de reunión entre los vecinos. En las ciudades, las plazas suelen ser de diferentes tamaños y también tienen distintos niveles de importancia. Pero como en todas partes, siguen estando concebidas como un punto para el disfrute de los habitantes, sin dar acceso a los vehículos.

 

tipos de espacio publico mas comunes en entornos urbanos

 

Los parques también están diseñados para el esparcimiento de los vecinos, pero tienen un fin generalmente más lúdico. Aunque muchos pueden tener una parte de asfalto, en los parques suele predominar el espacio verde y ajardinado. También puede albergar bancos para el descanso de quien pasa por ellos, zonas de juegos para niños, e incluso circuitos de gimnasia para mayores.

Este es uno de los tipos de espacio urbano que más relax procura a sus habitantes. También de los que tiene una mayor incidencia en la mejora de su calidad de vida. Rara es la localidad en la que no hay parques, y, de hecho, según estipula la Organización Mundial de la salud, hay un límite mínimo de zonas verdes, parques o jardines que debe tener una ciudad en función de su número de habitantes. Este límite está establecido en 9 metros cuadrados por cada habitante.

De ahí la importancia de su diseño cuando se trabaja en la apertura de nuevos tipos de espacio público en entornos urbanos. Sin duda, se trata de una tarea de gran importancia, y dentro del diseño de espacios es quizá una de las más atractivas y gratificantes. Por tanto, si te atrae el diseño y además te atreves a diseñar la ciudad de tus sueños con sus espacios abiertos, no lo dudes. El diseño de espacios públicos es para ti.