Mireia González
Área de Moda
16 de Enero de 2020

Ante el agotamiento de los recursos naturales y las graves consecuencias del cambio climático, la industria de la moda decide tomar conciencia. Cada día escuchamos el concepto de la "moda sostenible" pero, ¿qué es, de dónde viene, como se representa? Mireia González, nuestra experta en moda, nos da las respuestas a ciertas preguntas que pueden ayudarnos a entender más este concepto. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué significa el concepto de moda sostenible?

La moda sostenible es aquella que tiene en cuenta valores de respeto al medio ambiente, pero también al tejido industrial de la moda, desde la salud de los trabajadores, el respeto a sus condiciones laborales, y en general intenta implantar sistemas lo más sostenibles posible tanto en el producto textil como en los métodos de fabricación.

 

¿Desde hace cuánto está vigente esta tendencia? 

Empieza de manera residual en los años 80, pero es a finales de los años 90, principios de los 2000 cuando toma un  gran impulso que desde hace unos 5 años es ya imparable.

 

¿De qué país es originaria?

Los británicos fueron pioneros con grandes figuras de la moda como Vivienne Westwood o Stella McCartney como rostros visibles, aunque los países nórdicos son los principales consumidores, y en los Estados Unidos son numerosas las marcas y diseñadores de Moda Sostenible.

La diseñadora británica Stella McCartney llena su imagen de marca de guiños a la moda sostenible.

 

¿Cuáles son las características? 

A nivel ambiental se apuesta por materias que se obtienen sin pesticidas como el algodón orgánico, o si son fibras de origen  animal como la lana, se busca que se obtengan con respeto por el animal. A nivel social, se busca que se respete los procesos de producción y distribución justos, lo que se conoce como Fair Trade.

 

¿Qué marcas le están apostando a esta tendencia?

Son incontables, pero las de referencia serían People Tree, The Reformation, o Patagonia. En España: Ecoalf sería la más importante, dominando el mercado del active wear, a partir del plástico reciclado. En Latinoamérica el fenómeno también es imparable con la uruguaya Gabriela Hearst como referente internacional y marcas como la colombiana Makûa, especialista en joyas realizadas con materiales nobles sostenibles y realizadas por artesanas cualificadas, o la moda de autor de la mejicana Carla Fernández, la cual reinterpreta la tradición de los bordados locales, siempre respetando y haciendo eco de las comunidades indígenas, propietarios intangibles de estas técnicas y diseños.

Ecoalf

Imágenes de la  marca colombiana MAKÛA donde se rinde homenaje a las productoras de las piezas, loando el espíritu de comunidad.

 

¿Existen cifras de marcas que le hayan apostado a  esta tendencia?

En países nórdicos y Alemania se estima que el 40% del mercado ya es sostenible, en los países del sur no llegamos al 10% pero el crecimiento es exponencial y las grandes cadenas como Mango o Zara se están introduciendo también en la moda sostenible. Una de las grandes cadenas internacionales como la sueca H&M, ha anunciado que todas sus materias serán sostenibles en 2025, eso es la verdadera revolución, que las grandes empresas apuesten también por lo ecológico.

 

¿Qué materiales son utilizados?

Por un lado tendríamos los materiales reciclados, es decir, los que provienen de un producto anterior por ejemplo plástico del mar, que se convierte en poliéster reciclado o nylon. Así mismo ocurre con el algodón o el propio poliéster. Después tendríamos los materiales orgánicos, que son aquellos de origen vegetal obtenidos en cultivos sin pesticidas, los más conocidos son el lino y el algodón orgánico. También es muy importante el tencel, una fibra que se fabrica a partir de celulosa, con gran respeto por el entorno. Y no podemos olvidar los materiales veganos que substituyen el cuero como el Piñatex. Hay muchas más fibras, muchas experimentales, pero estas serían las más consumidas.

 

¿Está tendencia es más asequible que la moda comercial?

Si entendemos por comercial la moda de las grandes cadenas, lo que conocemos como fast fashion, es todo lo contrario, la moda sostenible es más cara, ya que las materias que utiliza son más difíciles de obtener, y no se beneficia de la explotación de los trabajadores del textil.

 

¿Cuáles son las ventajas? 

A nivel de materias, éstas son mucho más agradables y beneficiosas para nuestro cuerpo y para el planeta, y a nivel social trabajamos el impacto positivo del textil, en estos momentos la segunda industria más contaminante, y destructiva de industria local.

Las campañas internacionales de FASHION REVOLUTION un organismo presente en la mayoría de los países intenta concienciar sobre quién hace nuestras prendas. Algunos diseñadores como @Rubychatterjecreation lo usan también como reclamo estético.

 

¿Qué buenas prácticas está implementando el sector textil en cuanto a mitigar los daños en el medio ambiente?

A nivel medioambiental reducir el consumo de agua y la toxicidad de ciertos procesos, especialmente la tintorería, y a nivel social intentar ser B-corporation, un sello que se identifica con buenas prácticas. También intentar potenciar lo que conocemos como Economía circular, que todo lo que se produzca pueda reciclarse, de una u otra forma. Pensar no solo en el nacimiento del producto, sino también en cómo debe morir. Eso es el diseño del futuro.

 

¿Qué metodologías están utilizando las instituciones educativas para implementar prácticas sustentables?

Dedicamos mucho esfuerzo a explicar casos de éxito de empresas sostenibles y también a guiar a nuestros estudiantes de diseño, nuestros futuros emprendedores de moda, a trabajar con el valor añadido de la sostenibilidad.

 

¿Existe algún tipo de acuerdo o firma con algún ente gubernamental para incluir normas del medio ambiente en el sector textil?

Todos los territorios trabajan con organismos que fomentan la sostenibilidad, y que premian, en forma de subvención u otras ayudas, el trabajar bajo el paraguas de la sostenibilidad. En nuestro caso las normas de la UE están endureciéndose aunque aún queda mucho camino por recorrer. Ciertas prácticas están prohibidas en Europa por ser altamente contaminantes, como los lavados con arena en los jeans, pero en países productores como China, aún están permitidas.

 

¿Desde la academia cómo se está contribuyendo sobre este tema?

Informamos a nuestros estudiantes sobré cómo ser sostenibles tanto a nivel de uso de materias como valores añadidos en activismo e igualdad, trabajando la idea de que no podemos crear empresas que  respeten a los demás, a sus diferencias, que luchen por las desigualdades, y que además  no ensucien el planeta, que es de todos. Nuestro lema es : No existe un planeta B.

Ecoalf

 

¿Es importante sensibilizar a los gobiernos locales sobre el tema de mitigación del medio ambiente en este sector?

Por supuesto, aunque en nuestro caso nuestras instituciones locales están muy concienciadas con el tema, aunque claro siempre se puede hacer más, sobre todo a nivel de fomentar la creación o modernización de empresas proveedoras, talleres de confección, y demás empresas satélites, muchas deslocalizadas en la década anterior. Necesitamos de manera urgente recuperar también nuestro tejido productivo e industrial.