Esther Rico
Área de Espacios
13 de Noviembre de 2020

Crear un hotel dentro de una torre verde o diseñar un espacio de juego para las compras.

Es un momento de cambios, duros para muchos. Eso va a provocar crisis en muchos sectores, pero quizás también nos de la oportunidad de salir de lo convencional para atrevernos a crear espacios únicos. Espero que ese sea la parte positiva del presente que estamos viviendo. Me he fijado en un par de proyectos de Sou Fujimoto y su capacidad para repensar espacios, para hacernos sentir curiosidad de explorarlos.

Por una parte, el parque de diversión para Uniqlo; ya antes de la pandemia se dieron cuenta de que el canal online era un win win para la empresa, el planeta, pero tampoco desdeñan el efecto que tiene una buena ubicación. En este caso pensaron más allá de diseñar un espacio de retail, utilizaron la fachada del edificio para crear un espacio de juego, zona de picnic, generando así un lugar abierto en el que además se puede comprar. Se trata de una ubicación privilegiada en la bahía de Yokohama.

Uniqlo

Por otra parte, esta la remodelación del Shiroiya hotel, que se expande. Trabajaron con el edificio original, Heritage Tower y construyeron la Green Tower al lado; estoy segura que los seis años de duración pueden haber sido largos para los habitantes de Maebashi, incluso bromeaban con que era la Sagrada Familia japonesa, pero creo el resultado ha merecido la pena. Además, surge con la mirada de rehabilitar un edificio que cerró sus puertas en el 2008, que había heredado el negocio de un Ryokan con 300 años de tradición. Gracias a que en el 2014 empezó el proyecto de regeneración de Maebashi por parte de la Fundación Highoshi Tanaka, cuyo objetivo era revitalizar las actividades de la ciudad, implicó la salvación para el hotel Shiroiya.

Katsumasa Tanaka y Shinya-Kigure

Buscan convertirlo en punto de encuentro tanto para los locales como para los visitantes. Una mezcla de tradición, arte e innovación. En el edificio original dejan al descubierto su esqueleto de hormigón y lo utilizan como lienzo para la instalación de arte de Leandro Erlich Ligthing Pipes quien diseña también una habitación en la misma línea. En la el edificio nuevo, cada habitación tiene un balcón que da a la cubierta verde que lo recubre. Liberan la estructura en el original y crean unos recorridos verticales para la cubierta como si se tratara de trazos en el plano de un parque.