Jordi Blasi
Diseñador Industrial
18 de Septiembre de 2018

Más allá de todo aquello relativo a lo funcional y que debería ser siempre la base creativa para el
diseño de un objeto, el diseño de producto aborda también el lenguaje estético de los objetos.
Un aspecto importante ya que su definición determinará la percepción del propio objeto
diseñado.

Existen distintas formas de abordar la resolución formal de un producto. Algunas de ellas más
racionales, relacionadas con la propia función del objeto y otras más emocionales, relacionadas
con el concepto o su universo simbólico. Sea cual fuere su resolución formal, esta debe tener
siempre en cuenta al contexto. Naoto Fukasawa aborda esta idea y la importancia que debe
tener el contexto para poder definir adecuadamente el lenguaje formal de los productos
diseñados.

Un objeto ocupa siempre parte de un entorno, y una de las funciones del diseño consiste
precisamente en lograr que el objeto proyectado se adapte adecuadamente a ese entorno. Un
contexto que no será solamente físico, sino que abarcará también aspectos emocionales.
Intangibles que dependen de fenómenos culturales, de tendencias o del propio avance
tecnológico y que determinarán formalmente a los objetos que diseñemos.