Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
17 de Octubre de 2019

Los Serious Games o "juegos formativos", son juegos diseñados con un propósito principal distinto de la del puro entretenimiento y además debe tener un vínculo evidente entre el mundo real y el virtual. Habitualmente los serious games se utilizan para la formación de adultos en diferentes materias. A pesar de ser un término relativamente joven, (el término se populariza a partir de 2002) ya se han podido demostrar sus grandes posibilidades y beneficios en el aprendizaje.

Los juegos serios promueven la construcción del conocimiento y el desarrollo de capacidades por medio de la exposición a diferentes situaciones, casos o problemas. En muchos casos, se realiza una simulación de una situación real de manera que el usuario puede interactuar en este entorno de igual modo que si lo hiciese en un entorno real. Los Serious Games están dirigidos a una gran variedad de público y pueden ser de cualquier género, usar diferentes tecnologías y estar desarrollados para múltiples plataformas (ordenadores, consolas, mundos virtuales y redes sociales).

Podemos definir 3 categorías principales según su objetivo final:

Los edutainment games o juegos educativos: Un clásico de esta temática seria Carmen Sandiego, de Electronic Arts. Salió a la venta en 1985 para PC y se convirtió en uno de los primeros éxitos de entretenimiento educativo, sobre todo por las ventas en colegios estadounidenses. Pensado como un videojuego educativo donde el jugador va descubriendo aspectos de la historia del arte a partir de las aventuras de la protagonista, su éxito ha sido tal que ha saltado a la serie animación, teniendo una muy buena acogida en las dos temporadas que lleva. Tal fue su notoriedad que el presidente Bill Clinton llegó a decir en 1996 que “cuando conocí a los líderes de San Marino en los Juegos Olímpicos, sabía de donde eran gracias a Carmen Sandiego”.

Los advergaming: El advergaming nace de la combinación de advertising (publicidad) + game (juego). Se trata de una técnica de marketing de contenidos en la que se utiliza un videojuego para promocionar una marca o producto. Uno de los personajes del Advergaming más famoso es PepsiMan. Pensado como una especie de super héroe, ha aparecido en diferentes videojuegos hasta que tuvo su propio videojuego. Después de unos años de éxito desapareció, aunque se rumorea que puede volver cuando Pepsi hizo una publicación en la que parece coquetear con la idea del regreso de este personaje el mundo de los videojuegos.

Los juegos de simulación: En este apartado encontraríamos desde simuladores de vuelo hasta juegos como Merchants: un simulador de Negociación y Resolución de Conflictos. Los jugadores se convierten en Carlo Veccio un joven mercader de la Venecia del sigo XV. Durante el transcurso del juego y a través de la figura de Carlo Veccio los alumnos pueden visitar los diferentes escenarios de Venecia y conversar con los diferentes personajes que aparecen en los mismos. El simulador de negociación se encarga de que cada situación del juego sea lo más real posible. Así los jugadores pueden crear su propia respuesta, lo que les permite recibir una evaluación personalizada al final de cada nivel. Esto facilita a los jugadores la identificación de sus puntos débiles, para poder posteriormente trabajarlos en las sucesivas negociaciones.

Los Serious Games pueden ayudar a la comprensión de conceptos o materias y como medio de comunicación o publicidad. Pero también pueden funcionar como entrenamiento y simulación de diversas actividades. En lo relativo a habilidades directivas los serious games son especialmente interesantes ya que permiten la puesta en práctica de los conocimientos teóricos lo cual es fundamental para el aprendizaje.

Ya que las habilidades directivas tienen una creciente importancia en el desarrollo profesional de las personas, y la formación en las mismas es compleja. Los serious games se han convertido en una herramienta fundamental dentro de las empresas.

Aunque muy cercana, la conocida como gamificación, no es exactamente un serious game, La gamificación consiste en aplicar elementos de juegos (puntos, medallas, rankings, niveles, avatares, logros, recompensas…) a ámbitos reales que no son juegos, como la empresa, la educación, el deporte… todos estos elementos motivan a realizar tareas que a priori pueden parecer poco atractivas, pero son tareas que tú realizas en tu día a día, actividades que realizas en la vida real. En cambio, los “juegos serios” se trata de entornos recreados digitalmente donde el jugador desarrolla acciones y resuelve aquello que se le propone. Es una experiencia virtual completa.