ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
05 de Abril de 2019

Los mayores expertos en marketing afirman que una empresa que no tenga una historia detrás es una empresa que no tiene estrategia, y es que tener una historia que sea distinta es fundamental. No obstante, contar tu historia y vivirla son dos cosas muy diferentes. Esto es el Storydoing.

En los últimos años ha aumentado notoriamente el número de empresas y marcas y, por lo tanto, las historias que estas cuentan, se ha multiplicado por cuatro. El responsable de este crecimiento es internet. Gracias a él, la cantidad de canales en los que las empresas pueden contar y compartir esas historias ha experimentado un gran aumento.

La difusión de la historia de la marca en el mundo online de hoy en día es complicada, desafiante, costosa y cada vez menos eficiente. Encontrar y hacer crecer una audiencia es difícil. Se necesitan numerosas agencias y socios para crear la cantidad y forma de contenido correcto para el medio adecuado. No es sorprendente que combatir el ruido resultante y el caos con una historia coherente sea cada vez más difícil.

Qué diferencia hay entre el storytelling y el storydoing

Del storytelling al story doing

Entonces, si contar la historia de tu marca no es suficiente, ¿cómo puedes lograr que la historia de tu marca y producto llegue a tu usuario? Arroja luz a los demás. La buena noticia es que las mismas fuerzas que han causado la explosión y la fragmentación de los medios de comunicación han hecho a los usuarios más influyentes y más poderosos que nunca.

¿Qué ayuda a satisfacer las necesidades de los usuarios? Las recomendaciones: el 90 por ciento de los usuarios confía en la recomendación de un conocido o de un amigo, mientras que el 75 por ciento se fía de opiniones anónimas en Internet, y un 50 por ciento de usuarios confía en la publicidad. Esas recomendaciones se basan en grandes experiencias que ellos mismos han tenido.

Las empresas tienen que pasar del Storytelling, que tradicionalmente ha sido trabajo del departamento de marketing, al Storydoing, que es una tarea de toda la empresa. El objetivo común, dejar crear lo teórico y crear más experiencias en las que las personas puedan participar y compartir con otros. El mantra a seguir sigue siendo totalmente cierto: las acciones hablan más que las palabras.

Qué diferencia hay entre el storytelling y el storydoing

¿Cómo hacer Storydoing?

El Storydoing pone la historia en el centro del negocio y la incorpora a sus productos y servicios. Trata de elevar lo cotidiano a otro nivel utilizando sinergias.

Define una ambición, más allá de la aspiración comercial, que se manifiesta en todo lo que hace la empresa. Si algo tiene el Storydoing es que fomenta la unión de las personas en pro de un objetivo común.

En el mundo online, pasar de hacer Storytelling a Storydoing hará que tu empresa no solo sea más eficiente y efectiva, sino también más amigable para sus clientes y su personal, y quizás incluso para el mundo.

Y tú, ¿eres un Storyteller o un Storydoer?