ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
12 de Abril de 2019

Complexion Reduction, un paso más allá del flat design

Seguramente habrás oído hablar del Flat Design, una tendencia en la que los diseños se hacían muy “simples”. Pues como en todo, hay un nivel más: el Complexion Reduction. Esta tendencia está siendo muy usada en el diseño y creación de las apps para móviles, y supone un cambio radical en los distintos patrones de diseño para que las apps tengan un aspecto mucho más atractivo.

Algunas de las características de esta tendencia radican en la eliminación de los colores, en títulos más grandes y en negrita, o la simplicidad máxima a la hora de usar iconos.

Qué es la tendencia complexion reduction en el diseño de apps

Esta forma de diseño se probó con Instagram en el último cambio de interfaz. La red social la hizo mucho más simple, más minimalista, eliminando colores y haciéndola más sobria usando también iconos más simples.

Una consecuencia del uso de esta tendencia de diseño es que las apps ahora se parecen más unas a otras, pero en cuanto a usabilidad el resultado es bastante positivo, ya que su funcionalidad ha mejorado considerablemente.

Otra consecuencia del uso del Complexion Reduction es que ahora el objetivo de los creadores de apps es que sean más funcionales y ofrezcan un mejor rendimiento, dejando un poco más en segundo término el aspecto puramente estético.

El Complexion Reduction propugna algunos principios fundamentales como pueden ser los siguientes:

Hacer una aplicación sobria, simple. Para ello lo ideal es usar como base un único color, ya que usar muchos colores no va a resultar atractivo. Si quieres usarlos, lo ideal es usar el fondo plano y darle ese toque de color con el texto, que al ir sobre fondo plano, se leerá mucho mejor.

Qué es la tendencia complexion reduction en el diseño de apps

Trabajar los iconos tanto como sea posible. Esta tendencia de diseño afirma que lo mejor es usar iconos que sean universales, conocidos por todo el mundo, y que no sean de colores. Es fundamental que los iconos que utilices sean sencillos y que todos los puedan reconocer de un simple vistazo. También deben ocupar poco espacio, y respecto a la organización de los mismos, se dispondrán de izquierda a derecha en orden de importancia.

Hacer que el icono de la app destaque. Si lo piensas, tiene sentido. Antes de abrir una app el usuario tiene que verla, y para ello tú tienes que llamar su atención. Por esta razón, la tendencia dicta que se creen iconos distintivos coloridos. La sobriedad de la app debe estar dentro de ella, no fuera.

Como ves, la tendencia manda y el Complexion Reduction hace las apps móviles mucho más sencillas de los que las hacía el Flat Design. Si bien todo hace pensar que esta tendencia irá en aumento habrá que ver hacia dónde va realmente.

¿Quieres hacer de tu app una herramienta? ¡Echa un vistazo a nuestros cursos y maestrías de diseño web!