Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
03 de Septiembre de 2020

Para ir entrando suavemente en la rutina laboral hoy os proponemos unos cuantos perfiles de Instagram, Facebook, Pinterest, que han recopilado tipografías, carteles, grafismos vernáculos, etc. en estos días de vacaciones. De hecho, es un clásico que diseñadores gráficos centren su mirada, incluso cuando están de viaje o de descanso en las gráficas del lugar. Y es que cuando a uno le apasiona la gráfica no es fácil dejar de mirar y gozar con las imágenes que otros han hecho, ya sean actuales o pretéritas.

Este año pese a las condiciones especiales también hemos podido viajar virtualmente a través de los muros de algunos diseñadores y aficionados a la gráfica que nos han mostrado sus souvenirs gráficos de allí donde han estado. Suelen ser rótulos públicos u objetos impresos y en la mayoría de los casos hay una cierta nostalgia contenida en las imágenes que suelen pertenecer al pasado. Podríamos catalogar esta práctica fotográfica como postmoderna ya que el rescate de imágenes y gráficas del pasado nos remite a trabajos como el de Paula Scher, escapando del paradigma moderno para ahondar en lo vernáculo.

En realidad hay verdaderos profesionales, dentro de la postmodernidad, de la recopilación de gráficas en el espacio público. Una de las más conocidas es Louise Fili que viaja aquí y allá rescatando con su cámara rótulos antiguos y que puego recopila en unos fabulosos libros. Uno de los últimos lo dedicó a Barcelona, “Gràfica de les Rambles: The Signs of Barcelona” y para aquellos que no seáis de la ciudad es un paseo encantador por los rótulos modernistas que perviven en esta ciudad. 

 

Entre nuestros pioneros del diseño, tenemos a America Sánchez que siempre ha mostrado fascinación por las gráficas “anónimas” que encontramos por la calle. Su libro “Barcelona Gráfica” es toda una referencia. 

 

Pero quizás quien más ha investigado sobre gráficas durante sus viajes es Albert Isern. Viajero desde hace décadas y voraz cazador de gráficas su colección tiene un punto perfecto entre la etnografía y la plasticidad. 

 

El caligrafío y tipógrafo inglés, David Quay tiene un perfil en Instagram llamado “typetourist” que ya desvela cuál es su intención. En su caso se centra en la tipografía en rótulos y anuncios de calle siempre con una cierta mirada al pasado. Su sensibilidad con las letras, hace de su muro una auténtica delicia. 

 

Diego Sanz, o su alter ego Karra Marro o Marraez, según cuando, se presenta a sí mismo como: “Bilbaino trisílabo, fotógrafo dominguero, diseñador intrusista, panadero frustrado, caminante a la deriva, gourmet del escombro” y efectivamente su muro de Instagram es una delicatessen de tipografías poveras sin pretensiones. Su pasión por los rótulos “sin gracia”, sin olvidarse de las personas que habitan esos espacios, esos barrios, acaba siendo una maravilla. 

 

Stephen Oneill, Director de Arte en Londres, también es un diseñador viajero que tiene un blog muy interesante, Tychap. En él recoge sus viajes a Andalucía (de donde es su esposa) o Marruecos pero también Grecia o la República Checa. En sus safaris fotográficos abundan las letras y el óxido. Un placer para viajar a través de las tipografías. 

 

La tipógrafa Barcelonesa, Laura Meseguer, de quien ya hemos hablado en esta sección, también es una gran recopiladora de tipografías de allí donde va. Su muro merece una visita para descubrir tipos y letras en rótulos de calle de todo el mundo. 

 

Alberto Graco, de Madrid, ha ido más allá, y no solo fotografía rótulos sino que intenta salvar aquellos que están en peligro de desaparición por cambio del negocio o derrumbe del solar. En su Instagram recopila rótulos y también documenta aquellos que han podido salvaguardar.