¿Qué es el packaging biodegradable y qué materiales utiliza?

¿Qué es el packaging biodegradable y qué materiales utiliza?

La preocupación por el cuidado del medio ambiente hace que en muchos sectores se hayan tomado medidas encaminadas a reducir la huella de carbono de las empresas.

Autor: Agustín Pérez
Packaging
20 de Enero de 2022

Uno de estos sectores es el del packaging, que utiliza materiales cada vez más sostenibles. También diseños más respetuosos con el medio ambiente. Esto está reflejado también en la formación de los especialistas en su diseño, en cursos superiores como el Máster Online en Diseño de Packaging e Identidad Visual de ESDESIGN. Este sector es también uno de los que más innova en este aspecto. Así, fruto de muchos esfuerzos de investigación han nacido diversos tipos de packaging. Entre ellos, el conocido como packaging biodegradable. ¿Quieres saber qué es y qué tipo de materiales se utilizan en su fabricación? Te lo mostramos a continuación.

¿Qué es el packaging biodegradable?

El packaging biodegradable, también conocido en ciertos sectores como empaque biodegradable, es cualquier tipo de envoltorio de un producto que es capaz de degradarse cuando entra en contacto con el medio ambiente. Y de hacerlo por completo. Eso sí, no se degrada de inmediato, sino al cabo de un cierto periodo de tiempo.

 

Qué es el packaging biodegradable y qué materiales utiliza

 

Este tipo de packaging suele estar fabricado a partir de materias primeras que tienen origen orgánico. Entre ellas, distintos tipos de polímeros con orígenes vegetales. Tienen un nivel de resistencia prácticamente idéntico, e incluso superior en algunos casos, al packaging realizado a partir de materiales convencionales. Además, pueden descomponerse todos sin necesidad de que exista intervención de un humano para ello. Pero ¿desaparecen del todo? No exactamente, puesto que en algunos casos se convierten en biomasa. En otros, si se descomponen sobre la tierra se convierten en nutrientes.

Packaging compostable y biodegradable: diferencias

Aunque pueda parecerlo, no es lo mismo un packaging biodegradable que uno compostable. Un packaging compostable es siempre biodegradable. Además, en su descomposición intervienen microorganismos que se encargan de transformarlo en dióxido de carbono, agua y diversos elementos orgánicos. Eso sí, la descomposición de los materiales de los que está compuesto tendrán lugar siempre transcurrido un tiempo. Y siempre que se den unas condiciones concretas.

En cuanto a los empaques biodegradables, mencionar que los envases compostables son solo uno de los tipos que hay de esta modalidad de packaging. El packaging biodegradable también hace referencia a los envases que se pueden degradar y convertirse en elementos naturales. Para ello tiene que darse una combinación de la acción de microorganismos, en determinadas condiciones ambientales, con la acción relacionada de distintos elementos naturales. Por ejemplo, el sol o el agua.

Materiales biodegradables innovadores para la fabricación de packaging

En la fabricación de packaging biodegradable se utilizan distintos materiales. Muchos han nacido producto de muchos años de investigación y desarrollo. En otros casos, sus orígenes son tan poco convencionales que en muchos casos pocos saben de dónde viene el paquete que protege el producto que va a comprar. Muchos son realmente innovadores. Tanto por su origen como por el nivel de protección que ofrecen. También por sus posibilidades de aprovechamiento de recursos naturales. Entre ellos están los siguientes:

  • Bioplásticos: son los plásticos que se obtienen a partir de varios tipos de plantas. Entre ellas están el maíz y el girasol. Se utilizan para fabricar recipientes para la protección y transporte de alimentos, así como botellas o papel de tipo film, que sirve para envolver.
  • Bagasse: este material se elabora a partir de azúcar de caña, cuyo procesado permite obtener un material biodegradable y completamente moldeable. Eso sí, es muy pegajoso. Por eso hay que manipularlo con cuidado cuando se obtiene. Después, cuando se seca, ya no hay peligro. Entonces se puede utilizar para fabricar envases sin ningún impedimento. Sus propiedades son muy parecidas a las que tiene el poliestireno.
  • Micelio de los hongos: gracias a procesos especiales, hay iniciativas que han permitido generar plásticos biodegradables con base en el sustrato que se utiliza para hacer germinar y crecer tanto champiñones como otras clases de setas.
  • Cartón biodegradable que resiste al agua: empleado sobre todo en áreas como la cosmética, la droguería  y la parafarmacia, este tipo de cartón, que se fabrica reciclando diversos materiales, es además compostable y no contiene pegamentos.

 

Qué es el packaging biodegradable y qué materiales utiliza

 

  • Plásticos y papel con origen en la piedra: parece increíble pero es verdad. Gracias a un proceso de fabricación innovador, se puede fabricar tanto papel como plástico biodegradable con carbonato cálcico. Los materiales obtenidos se pueden emplear después para envases de alimentos y otros productos. Además, su resistencia frente a los elementos hace que el agua no haga mella en ellos. También se puede imprimir sobre su superficie.
  • Hojas de palmera: con las hojas de una palmera, debidamente moldeadas, se pueden generar envases de cualquier forma. Se emplean en droguería y cosmética, y hay empresas que investigan ya cómo generar envases aptos para proteger alimentos con ellas.
  • Plástico procedente de residuos de cebada y trigo: el material plástico obtenido como resultado se emplea para crear packs de latas de bebida, fundamentalmente.
  • Celofán con pulpa de madera: este material, conocido como NatureFlex, es parcialmente permeable. Se emplea para proteger determinados tipos de alimentos.
  • Chitosan: procede del caparazón de crustáceos, como los cangrejos. A partir de sus restos se fabrican plásticos para bolsas, caracterizadas por su gran resistencia.

Ventajas y desventajas de los plásticos biodegradables

Los plásticos biodegradables ayudan a preservar el medio ambiente. En su fabricación se emplea menos energía, y se reutilizan muchos componentes, tanto plásticos como residuos naturales. Además, gracias a esto último, y a sus propiedades, permiten reducir el número de residuos. También la creación de envases innovadores. Y por supuesto, contribuyen a la lucha contra la contaminación.

Como todo, también tienen sus inconvenientes. En general, muchos contienen trazos de metal, que pueden liberar durante su proceso de descomposición. Además, en su fabricación no se tienen en cuenta los pesticidas y herbicidas que pueden haberse empleado con algunos de los materiales que sirven como fuente para ellos. No obstante, su principal inconveniente sigue siendo económico, ya que su fabricación es notablemente más cara que la de los plásticos convencionales.

A pesar de todo, los materiales que se pueden crear para la generación de packaging biodegradable a partir de ellos son enormemente versátiles. Y muy resistentes. Esto permite a los diseñadores de packaging experimentar con nuevos formatos y mejorar los existentes. Si te atrae el diseño de empaques, seguro que te atraerá experimentar con estos nuevos materiales e incluir la sostenibilidad entre los puntos a tener en cuenta en el diseño de packaging de tu producto. Así que ¡atrévete a probar con el diseño de packaging biodegradable y haz un favor al medio ambiente!

Comparte con tus amigos