ruido visual todo lo necesitas para eliminarlo

¿Qué es el ruido visual? Todo lo que necesitas para eliminarlo

Una de las principales premisas y misiones del diseño de interiores es buscar la estética pero, al mismo tiempo, la funcionalidad de un espacio determinado.

Autor: Elena González
Diseño de espacios
15 de Febrero de 2022

Para conseguir buenos resultados es fundamental conocer las bases y saber cómo eliminar o minimizar en la medida de lo posible el ruido visual, término del que vamos a hablar en este artículo.

En esta materia, puede venirte bien servirte de la experiencia de un profesional que sabe cómo lidiar con el mismo: hablamos del visual merchandiser. Pero centrémonos en el tema que nos ocupa, el término mencionado antes.

¿Qué es el ruido visual?

Para hablar de este término hay que hacer alusión antes a las reglas intrínsecas del diseño de interiores. Una de ellas es crear espacios que no sean solamente funcionales, sino también agradables a la vista, y que permitan tener un estado mental y espiritual concreto, el que el cliente desee tener.

Así, el ruido visual se puede definir como la ruptura de la armonía y la coherencia del proyecto que se origina con motivo de la utilización de elementos varios que no deben utilizarse. Aunque creas que no, el ruido visual es muy habitual, y se produce porque hay algún elemento que es discordante con el resto.

No ocurre nada si hay alguno de estos, pero, en los casos en los que hay demasiados, la consecuencia es que no podemos disfrutar del espacio. Hablamos desde un punto de vista estético y funcional, y de comodidad, por supuesto.

 

¿Qué es el ruido visual? Todo lo necesitas para eliminarlo

 

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que podemos encontrar ruido visual en cualquiera de los estilos decorativos que existen. El secreto, como ya hemos dicho, está en encontrar el perfecto equilibrio para que la decoración sea coherente.

Los expertos afirman que la clave de todo esto es crear ambientes agradables y desahogados para que podamos estar cómodos y tranquilos.

¿Cómo nos puede afectar este ruido?

Piénsalo. ¿Qué es, en si, el ruido? Algo que molesta. Pues a nivel visual es exactamente lo mismo.

El ruido virtual, por lo tanto, provoca molestias que hacen que el trabajo de decoración realizado quede completamente desvirtuado. Además, afecta no solo a nivel estético sino también a un nivel mucho más profundo: influye poderosamente en el bienestar de las personas que viven en una casa o que trabajan en un espacio. No olvidemos que el ruido puede generarse en cualquier entorno.

Cuando una persona lo sufre puede tener una sensación de que todo está desordenado, de que no existe armonía. Puede incluso llegar a provocarnos algunos trastornos, como pueden ser la dificultad para dormir, ansiedad o estrés.

Si lo pensamos, es algo lógico, puesto que el cerebro encuentra más complicado el hecho de procesar los espacios, y no olvidemos que el ruido visual se origina cuando hay elementos que provocan, digamos, una interferencia estética en la decoración. Pongamos un ejemplo: un espacio con muchos colores y muchas formas diferentes puede hacer que obviemos una parte y nos quedemos con la que nos resulta más tranquila o atractiva.

Según los expertos, nos puede provocar mal humor, dolor de cabeza e incluso puede hacer que si estamos en una oficina o centro de trabajo, nuestra productividad sea mucho menor.

Identificar la fuente de la discordancia es el primer paso para eliminarlo

Es posible sentir que hay algo que hace que no acabemos de sentirnos cómodos en nuestra casa o en la oficina, pero no saber qué es. Para ello, es importante hacer un análisis exhaustivo de tu espacio y tratar de identificar dónde está el problema.

Naturalmente, si no tienes la capacidad de hacerlo, siempre puedes hablar con un profesional que te ayudará a identificar la fuente o las fuentes del ruido visual que te está afectando. De esta manera, podrás eliminar el problema de una forma muy efectiva.

 

¿Qué es el ruido visual? Todo lo necesitas para eliminarlo

 

La procedencia de este ruido puede ser muy diversa: la combinación de formas, la unión de colores o texturas, o simplemente, un elemento que no debería estar en la estancia.

Acto seguido, es el momento de encontrar alternativas para encontrar ese equilibrio decorativo del que hemos hablado. Cuando tengas claro cuál es la fuente de esa incomodidad, elimínala radicalmente y busca otros objetos que puedan combinar mejor y dotar de armonía al espacio en cuestión.

Cómo se puede evitar el ruido visual

Hay muchas maneras de evitar el ruido visual, no solo se trata de realizar un buen trabajo de diseño de interiores. A continuación te damos algunas claves para que no tengas ese problema en casa ni en ningún otro lugar.

No acumular objetos

Nadie está exento de esto. De hecho, todos lo hacemos. Es lo más habitual del mundo guardar objetos por pensar que pueden ser de utilidad más adelante. Y en muchas ocasiones, el ruido visual viene determinado por esto.

Lo mejor para evitarlo es deshacerse de cualquier objeto o elemento que no vayamos a utilizar, o al menos, sacarlo del espacio que vamos a decorar.

Piensa en si algo es necesario tenerlo, o si puedes deshacerte de él. En caso de que no te haga falta, mejor no ocupar espacio.

Mejor distribuir que saturar para evitar el ruido visual

Es muy importante que a la hora de planificar lo hagas para todo el espacio, en su totalidad. No olvides que puedes encontrar ruido visual en cualquier parte, y por ello es tan importante la correcta planificación.

Piensa en si aquellos elementos u objetos que tienes en determinadas estancias van o no en consonancia con la decoración y el estado anímico que quieres transmitir. Si puedes redistribuir esos objetos para conseguirlo, hazlo, en caso contrario, deshazte de ellos.

A modo de conclusión

Para concluir este artículo queremos incidir una vez más en la importancia de evitar el ruido visual como forma de mantener unos espacios coherentes, saludables y equilibrados. Como ya hemos dicho anteriormente, la ausencia de este ruido hace que nos sintamos mejor, más tranquilos y más cómodos, sin contar con que estéticamente hablando, el aspecto de los espacios será mucho más agradable a la vista.

Comparte con tus amigos