ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
26 de Diciembre de 2019

Ya sabemos que el diseño de interiores es una profesión para la que es necesario contar con una buena formación. Una de las cosas claves que hay que aprender a realizar son los bocetos. Si se pretende trabajar de interiorista, es crucial saber hacer un buen boceto en interiorismo. Hoy en día, para hacer un boceto en interiorismo hay muchas herramientas analógicas y digitales. Sea cual sea la que elijamos, hay que hacerlos para poder visualizar y entender nuestro trabajo adecuadamente.

Un boceto en interiorismo es una herramienta imprescindible para el diseñador

¿Tan importante es hacer un boceto en interiorismo? Pues sí, es fundamental. Es parte elemental en la comunicación, la comprensión y la visualización de una idea. Por si aún quedan dudas, vamos a dejar a continuación algunas razones esenciales para utilizar los bocetos a la hora de realizar un proyecto de diseño de interiores.

¿Por qué utilizar bocetos para nuestro proyecto de diseño?

En primer lugar, hay que señalar que nos ayuda a ser más creativos. Un boceto nos permite plasmar en cualquier soporte que utilicemos nuestra idea, es una manera de hacer la idea tangible. Mientras creamos el boceto, es muy posible que se nos ocurran muchas más ideas que podemos incorporar o que pueden ser muy interesantes para próximos trabajos.

Una segunda razón para hacer bocetos es que los podemos hacer casi en cualquier sitio, sin necesidad de estar sentados en el ordenador. Estemos donde estemos, siempre podemos sacar un lápiz y un trozo de papel y dibujar una idea.

Pero no podemos olvidar que puede ser una gran herramienta de comunicación. Es más fácil enseñar una idea que contarla, y el boceto nos permite eso, mostrar a nuestro cliente cuál es nuestra visión. Pero no solamente sirve para el cliente, sino que también es útil para comunicarnos con el equipo con el que vayamos a trabajar.

Gracias a los bocetos en interiorismo es más fácil describir una idea, así como cuál es tu proceso creativo. Además, un boceto nos permite trabajar en una idea de manera más profunda, ya que sobre él se pueden realizar modificaciones varias. Permite explorar nuevos caminos creativos y nuevos conceptos de una misma idea.

De igual modo, también nos permite a nosotros mismos, como profesionales, organizarnos y planificarnos. A veces podemos estar trabajando en una idea que nos parece genial, pero, al plasmarla vemos los fallos que tiene. Con un boceto, podemos hacernos una idea mucho más aproximada de lo que queremos hacer.

¿Qué tipos de boceto en interiorismo existen?

Podemos encontrar varios tipos de boceto en interiorismo, según la técnica con la que se realicen.

Bocetos a lápiz

Se realizan con el lápiz de grafito tradicional. Se hacen de manera más o menos rápida, puesto que en ellos solamente se usa un lápiz y un color. Los detalles se marcan utilizando la técnica del difuminado o jugando con las sombras y con las luces. En el caso de que necesitemos un boceto rápido, es la forma perfecta de hacerlo.

Bocetos a acuarela

Este tipo de bocetos resultan muy atractivos y visuales, pues con un buen uso de estas pinturas podemos conseguir unos bocetos con mucha expresividad. Además, si conocemos la teoría de los colores la podemos usar para crear la combinación de colores perfecta en un boceto artístico.

Bocetos realizados a lápiz de color

Si queremos realizar un boceto sin demasiado detenimiento, pero a color, siempre podemos usar los lápices de colores. Estos son bastante efectivos, aunque también es verdad que a veces puede resultar complicada la fusión de los colores.

Bocetos hechos con rotuladores

Esta no es una de las opciones más populares porque entraña cierta dificultad y es necesario contar con técnica y experiencia. Con trabajo se puede dominar la técnica y conseguir unos resultados muy buenos, sobre todo si usamos colores que resulten atractivos y muchos colores neutros.

Bocetos que combinan diferentes técnicas

La aplicación de varias técnicas distintas en nuestros bocetos da como resultado bocetos muy atractivos y que tienen personalidad. Obviamente, para realizarlos de forma correcta es fundamental controlar las distintas técnicas.

Los bocetos informatizados

Hoy en día existen programas que nos permiten trabajar nuestros bocetos de forma digital. Eso nos permite trabajar con ellos y compartirlos digitalmente cuando lo necesitamos, y permite ahorrar tiempo de trabajo.

Otras herramientas para hacer bocetos y diseño de interior

Un ejemplo de las herramientas que mencionábamos hace un momento para hacer bocetos es SketchUp. Se trata de software de Google con el que podemos realizar un modelado básico y que también permite hacer renders fácilmente. Revit es un software que realiza su trabajo a través de diferentes parámetros, lo que hace que cada uno de los elementos que tiene el modelo contenga una información determinada. Para trabajar con los muebles, podemos utilizar Homebyme, con el que también podemos modificar paredes o ventanas. Estos programas sirven para trabajar desde un ordenador, pero también los hay para hacerlo desde una tablet o un móvil, como es el caso de Room Planner.  Con esta app podemos crear planos y visiones 3D y permite usar muchos elementos distintos para decorar un espacio de trabajo, ya sea una vivienda o una oficina. La última app que vamos a mencionar es Virtual Interior Design Showcase, una aplicación móvil muy sencilla con la que podemos diseñar nuestros espacios.

El sector del diseño de interiores necesita profesionales altamente cualificados para realizar proyectos de calidad. Para poder hacerlo y ser un profesional es fundamental contar con la formación necesaria, una formación completa que abarque todos los ámbitos en los que el diseñador de interiores va a tener que moverse. Esto incluye desde la creación de un boceto en interiorismo, hasta la correcta gestión y planificación de las fases del proyecto.

Toda esta formación la podrá adquirir en nuestro Máster en Diseño de Interiores