Alex Palazzi
Área Motion Design
22 de Julio de 2020

Nuestras realidades físicas y virtuales están cada vez más entrelazadas. Las tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada y los dispositivos portátiles apuntan a un mundo donde la tecnología abarcará todos los aspectos de nuestras vidas. Será la cohesión entre cada interacción y experiencia, ofreciendo increíbles posibilidades en nuestra vida diaria al mismo tiempo que controlará la forma en la que entendemos el mundo.

La manera de implicarnos con el potencial informático se está volviendo completamente más interactiva. Desde tecnología que responde a nuestros gestos, como softwares de seguimiento de manos, hasta cámaras que rastrean nuestros movimientos oculares, como sistemas de sonrisa para pagar dispositivos, etc. nos permite estar a años luz de cómo solíamos interactuar con los ordenadores.

La inteligencia aumentada describe estas relaciones futuras, aportando el poder de los algoritmos, el aprendizaje automático y la ciencia de datos de una manera que interactúa a la perfección con nuestra vida cotidiana. Estamos empezando a ver los ordenadores más capacitados en habilidades espaciales y visuales que ayudan a definir y reconocer objetos y personas. Además de eso, también estamos viendo sistemas de inteligencia emocional y preferencial que pueden observar nuestros sentimientos u opciones, reaccionar a ellos y recomendar acciones basadas en nuestras preferencias. Esta tecnología existe en nuestras interacciones, desde el sistema de frenado de emergencia en automóviles hasta los algoritmos que recomiendan anuncios, canciones, libros y películas. Pero a medida que su uso se convierta en algo común, y a medida que se dedique más tiempo a ajustar sus habilidades, se convertirán en un elemento básico de la sociedad.

Aquí presentamos varios proyectos de Motion Design que representan esta tecnología en un mundo, a mi parecer, nada utópico.

 

Hyper-Reality

Es una película conceptual de Keiichi Matsuda que presenta una nueva visión provocativa y caleidoscópica del futuro.

Su trabajo explora la colisión de lo físico y lo virtual, a medida que la sociedad y la tecnología se fusionan, y nacen nuevas realidades. La práctica de Keiichi combina cine y diseño de interacción para XR para explorar críticamente el futuro de la vida cotidiana. Fue financiado colectivamente y filmado en Medellín, Colombia.

El trabajo de Keiichi Matsuda ha sido ampliamente exhibido, desde el MoMA hasta el V&A, además de alcanzar el éxito viral en todo el mundo. También fue galardonado con el "best drama of 2016" en vimeo, entre otros mucho más reconocimientos.

Keiichi trabaja actualmente como consultor de diseño independiente y dirige un estudio de diseño multidisciplinario especializado en intersección de tecnología, medios y arquitectura. Fue nombrado como uno de los principales influyentes de realidad aumentada, mientras se desempeñaba como VP Design de Leap Motion en 2018. El estudio trabaja en instalaciones y diseño de conceptos e interacciones, explorando cómo la tecnología emergente impactará en nuestras vidas futuras.

 

Terminal Slam

Es el videoclip de la última canción del álbum de Squarepusher.

Dirigido por Daito Manabe, el video visualiza la proyección de un par de gafas de realidad aumentada que pueden interrumpir en los anuncios que inundan el Cruce Shibuya de Tokio. El concepto comenzó con la idea de implementar el futuro cercano, utilizando tecnología moderna. La principal idea es poder reescribir anuncios libremente mientras se usa un dispositivo de estas características deambulando por la ciudad.

Daito Manabe es un polifacético artista, compositor, diseñador, programador, DJ y VJ japonés que crea espectáculos con interacciones de luces, imágenes y sonido. Se ha convertido en un artista multimedia muy popular en Internet gracias a su canal de YouTube en el que comparte los trabajos que va desarrollando.

Es uno de los fundadores del grupo de investigación Rhizomatiks, donde  presenta un trabajo innovador y mayoritariamente experimental. También es colaborador con Squarepusher en varios proyectos, incluidas imágenes en vivo para su show en vivo Shobaleader One.

 

Ghost in the Shell

Es un manga de ciencia ficción creada por Masamune Shirow. En 2017 Rupert Sanders dirigió una película donde Ash Thorp fue el responsable de generar todos los gráficos.

El trabajo de Ash Thorp fue crear un entorno con realidad aumentada en un sistema de partículas de luz que se pueden mover y aumentar en el espacio Z. Una combinación de varios marcos de estilo, conceptos y activos de producción. Las luces de neón y hologramas de las fachadas sobre la ciudad dan al espectador una sensación de hacer un viaje psicodélico, oscilando entre mundos de realidad alternativa y realidad virtual.

Actualmente Ash Thorpe es director, ilustrador y director creativo. Ha trabajado en innumerables largometrajes y otros proyectos creativos y es extremadamente exitoso y reconocido especialmente en diseños de interfaces de usuario para películas. Ha colaborado para proyectos como Total Recall, Ender’s Game, Prometheus, James Bond - Specter, Ghost In The Shell.