ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
27 de Abril de 2020

A día de hoy, muchas empresas cuentan con su propia app por diversos motivos: bien para acceder a contenidos que publican, a su catálogo, o para facilitar la compra en sus tiendas online. Una app que facilite el acceso de los usuarios a un producto o servicio es una oportunidad que muchos no pueden ni deben dejar pasar. Tomar la decisión de diseñar y desarrollar una app es sencillo. Pero para decidirse del todo es necesario saber también cuánto cuesta crear una app.

La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Y puede sonar a tópico, pero depende, esa es la realidad. Depende de las prestaciones que queremos que tenga, del grado de complejidad que conlleve su desarrollo, o del plazo en el que se quiera completar, entre otros factores. Como consecuencia, desarrollar una app, puede costar entre 1.000 y 200.000 euros. Incluso más. Si la app es sencilla y no requiere, por ejemplo, del uso del sistema de posicionamiento, su precio no irá mucho más allá de 1.000 o 2.000 euros. Pero en cuanto sea necesario tirar de otros elementos y complementos, y no digamos si ya es para el desarrollo de una tienda online, su precio puede subir vertiginosamente.

Cuánto cuesta crear una app: todo cuenta

Para que los encargados de desarrollar una app elaboren un presupuesto para crearla no solo hay que tener en cuenta los factores que se han mencionado. Hay multitud de factores que influyen en su coste. Incluso el sistema operativo para el que se desarrolla. Por eso, antes de nada, para saber cuánto cuesta crear una app hay que tener claro todo lo que se quiere que haga. Para luego ver si el presupuesto que se piensa destinar a ello es suficiente o no. Por eso, el primer paso que hay que dar es decidir quién va a desarrollar la app. En el caso de las empresas grandes, el coste de la aplicación puede ser menor si cuentan ya con un departamento encargado del desarrollo de software de forma interna.

En estos casos, puede que baste con contratar a dos o tres desarrolladores expertos que puedan apoyar a los profesionales que ya trabajan en dicho departamento. Menos incluso si la app no es muy compleja. El coste de la app, por tanto, sería el equivalente a los sueldos de los desarrolladores durante el tiempo que dure su desarrollo. Posteriormente puede que interese que el desarrollador o desarrolladores sigan en plantilla para efectuar tareas de mantenimiento, dotarla de nuevas funciones o incluso desarrollar otras apps.

No obstante, en la mayoría de los casos lo que se suele hacer es contratar los servicios de desarrolladores de apps o de empresas especializadas externas, con profesionales formados en el desarrollo de apps. Por lo tanto, lo primero será reunirse con ellos para discutir lo que se espera de la app. Solo así, tras analizar sus funciones, grado de complejidad y otros puntos se podrá valorar cuántos desarrolladores será necesario emplear, el tiempo que se prevé que dure el desarrollo y otros factores necesarios para elaborar un presupuesto y saber cuánto cuesta crear una app.

Definir el presupuesto conociendo los detalles

Si la aplicación es más compleja, es lógico pensar que su desarrollo llevará más tiempo. Y tendrán que trabajar en ella más desarrolladores y diseñadores. Por lo tanto, será más cara. Antes incluso de elaborar un presupuesto, la compañía o desarrollador que se va a encargar del proyecto debe conocer todos los detalles del mismo. Tiene que saber exactamente qué es lo que quiere la empresa que se pueda hacer con la app, a qué se va a acceder con ella, si incluirá una tienda, si interactuará con otras herramientas, etc.

Con todo esto, los futuros desarrolladores ya cuentan con las bases para elaborar un presupuesto. Es aconsejable contactar con varios equipos o empresas de desarrollo para que te presenten el presupuesto para la app. Cuando recibas los presupuestos seguramente verás variaciones notables entre unos y otros. Más que nada porque cada empresa fija sus tarifas como creen conveniente, en función de diversos factores. Entre ellos, su prestigio, relevancia, experiencia, conocimientos de sus profesionales, o tamaño de su plantilla.

El diseño de la app: todo importa

En el desarrollo de una app tienen mucho que ver sus funciones futuras y cuáles van a ser los pasos para desarrollarlas. Pero también influirá en el precio el diseño de su interfaz. Esto es, de lo que ven los usuarios de la app y las pantallas que utilizan para interactuar con ella. Se trata por tanto de un aspecto en el que no hay que escatimar en cuanto a costes.

Pero esto también depende de sus funciones, por lo que hay que tener cuidado con los ajustes en caso de que quieras rebajar costes. Hay que equilibrar los recortes para que la app no se quede sin contenidos atractivos, y que su interfaz sea no solo funcional, sino atractiva.

Cuánto cuesta crear una app: ¿para cuántas plataformas?

En la actualidad, lo habitual es desarrollarla tanto para Android como para iOS. No obstante, si se quiere ajustar el presupuesto, y en función del público objetivo y el tipo de terminal que tengan mayoritariamente se podrá optar por desarrollarla para una, en principio, y ya más adelante y en función de presupuesto y éxito, para la otra.

Pero en el desarrollo de apps para una u otra plataforma no solo tienes que considerar el sistema operativo. También hay que tener en cuenta que cada versión de estos sistemas tiene sus particularidades. Por eso, el desarrollo ha de tener en cuenta que la app, así como sus actualizaciones posteriores, debe ser compatible con diversas versiones de cada sistema. Por tanto, si se quiere que la compatibilidad con versiones sea universal, el coste de la app también será mayor. Para reducirlo se puede optar por desarrollar una app para las dos o tres últimas versiones, aparte de la actual, en el caso de Android. Y en iOS, para la actual y la anterior.

En definitiva, saber cuánto cuesta crear una app depende de muchos factores. Solo si acuerdas con los desarrolladores sus funciones y diseño, podrán darte un presupuesto para que conozcas su coste total.